Música

Tataranieto de Wagner dirigirá obra de su antepasado en Miami Beach

Antoine Wagner, tataranieto del famoso compositor Richard Wagner, llega a Miami  para dirigir el segundo acto de "La Walkiria", una de las óperas más gustadas de su antepasado.
Antoine Wagner, tataranieto del famoso compositor Richard Wagner, llega a Miami para dirigir el segundo acto de "La Walkiria", una de las óperas más gustadas de su antepasado. Foto de cortesía

Antoine Wagner no necesita presentación para cualquiera que se interese por la cultura. Artista multifacético, su labor abarca pintura, cine, literatura, música, dirección artística y diseño. Tataranieto del famoso compositor Richard Wagner, llega a Miami para dirigir el segundo acto de La Walkiria, una de las óperas más gustadas de su antepasado.

El magno evento será el sábado 14 de julio, en el New World Center de Miami Beach, patrocinado por el Miami Wagner Institute (MWI) dentro del marco del Miami Music Festival (MMF) que dirige Michael Rossi y que celebra su quinto exitoso aniversario y continuará hasta el día 29.

"Por el bicentenario de su nacimiento realicé un álbum de fotos para homenajear a mi ancestro: Wagner en Suiza (premio de la Academia Lírica Pierre Berge). Contenía fotos de paisajes que reproducían su recorrido cuando dejó Dresden y marchó al exilio después de la revolución de 1848. Para ello recorrí el mismo camino que él, atravesando los Alpes suizos a pie". Explica el artista la génesis de este proyecto. "Es fácil entender que este escenario monumental influyó en la creación y puesta en escena de las obras del compositor".

Pero el homenaje no se limitó al libro: "Este proyecto era una empresa conjunta con el documental Wagner: Un genio en el exilio, de Andy Sommer, en el que yo participo como anfitrión. Después de una presentación del filme en el Four Arts Society en Palm Beach, en enero de 2017, John Pohanka [miembro de la directiva y patrocinador del MWI] me dijo entusiasmado: 'Tienes que mostrar estos paisajes en una ópera de Wagner'. Poco después me presentó a Michael Rossi, y entre ambos logramos una manera de realizar esta idea".

Antoine Wagner es un hombre de nuestro tiempo, donde la efervescencia operística tiene muchas manifestaciones. La versión que presentará este creador de la obra de su tatarabuelo es totalmente novedosa. "La trama central presenta académicos que trabajan en el mismo proyecto investigativo a distintos niveles. Ellos quieren salvar a la humanidad de un gran fenómeno destructivo de la naturaleza que puede llegar en un futuro cercano". Esa destrucción natural y posible viene a ser lo que en el original se menciona como Gotterdammerung o Crepúsculo de los dioses, que es la visión wagneriana del Apocalipsis. Ese es justamente el título de la cuarta y final ópera del ciclo El anillo del nibelungo, una de las cumbres del género.

WAGNER_Poster.jpg

La actualización de la trama es tan compleja e interesante como el original, pero no es fácil de resumir. Quizá esta versión atraiga nuevo público a esta música que sigue siendo fascinante.

"Los paisajes de los Alpes que aparecen en el libro, así como otros panoramas del globo (desde Japón hasta el norte de California) se utilizan en proyecciones de 3-D en la escenografía de este montaje", continúa Wagner. "Estos paisajes transmiten una visión de ese mundo futurista en el que se persigue un destino común. Algunas imágenes mostrarán el real sufrimiento de esa Natura personificada en contraste con vistas modificadas que exaltan la belleza de la Naturaleza".

El artista explica que tanto los cantantes como el público deben relacionarse con esas imágenes. "Props [elementos escenográficos] han sido tratados como esculturas e impresos en 3-D a partir de las fotos, como las ramas y las rocas". Wagner abunda en otras correspondencias simbólicas en las que ha trabajado, como la espada Nothung, pero esos detalles es mejor que los lectores los descubran al ver la obra.

Es un privilegio que un descendiente directo del gran genio alemán encuentre tiempo en su apretada agenda para debutar como director operístico en una obra de su famoso antepasado. Wagner parece haber heredado la creatividad de su ancestro, pues tiene varios proyectos entre manos: "Mi exposición Ambivalence of the Evident abre en septiembre en Bielefeld, Alemania. Otra, Eye for the Unseen, abre en Cadaqués, España, poco después. Acabo de coescribir el guión de un filme que rodaré el año próximo…".

Wagner, que ha participado varias veces en el Art Basel de Miami Beach agradece al instituto que lleva el nombre de su tatarabuelo que le hayan dado la oportunidad de debutar en Miami Beach como director de ópera, y no descarta la posibilidad de una nueva colaboración.

¿Cuál es el mensaje de esta nueva interpretación doblemente wagneriana del tema de La Walkiria?

"Aborda los contrastes -y ojalá despierte una controversia- entre vigilancia y respeto de la privacidad, entre el entrenamiento práctico y la enseñanza de las artes, los reportajes editados y las fake news, la Naturaleza y el desarrollo humano, la Avaricia y la Moderación, la gesta entre el Progreso y la Utopía. En fin, el dúo indisoluble entre el Arte y el Poder".

Información y entradas para "La Walkiria" y el MMF: 305 482 3793 y miamimusicfestival.com/#2018-concerts.
  Comentarios