Música

Anna Netrebko y Yusif Eyvazov son ovacionados en el Arsht Center

El público se puso de pie a ovacionar a Anna Netrebko y a su esposo Yusif Eyvazov.
El público se puso de pie a ovacionar a Anna Netrebko y a su esposo Yusif Eyvazov.

Prácticamente en todas sus intervenciones, el público se puso de pie a ovacionar a Anna Netrebko y a su esposo Yusif Eyvazov. La soprano es toda una diva, y el público miamense que colmaba la platea del Arsht Center se mostró como su más rendido admirador al ovacionarla de pie en todo lo que cantó, algo sin duda inusitado en esta plaza.

Desde el Brindis de La Traviata con que abrieron la noche, hasta el O sole mio, de Capua, con el que cerraron, el público deliró con la actuación de los cantantes. Netrebko estuvo sublime en el Aria de la Luna de Rusalka, y muy conmovedora en Vissi d’arte, de Tosca y en Ebben! N’andro lontana, de La Wally; pero en la segunda parte de la noche demostró su proverbial versatilidad con piezas como El beso, de Arditti y la mencionada canción napolitana con la que se despidió.

Su esposo, de poderosa voz y técnica irreprochable, alcanzó también sus ovaciones de pie, no sólo en los dúos, sino en sus arias, especialmente, en la emblemática Nussun dorma, de Turandot, en la que el teatro se vino abajo. Aplauso especial para la Orquesta Miami, de Elaine Rinaldi, que dirigida en esta ocasión por el internacionalmente aclamado Jade Bignamini, ofreció un sólido marco a los cantantes y pudieron brillar en los momentos instrumentales, especialmente en Meditación, de Thais y en la vibrante Obertura de Candide, de Bernstein.

Una noche espléndida sin duda de la que el público y los artistas salieron eufóricos, esperemos que esta maravillosa visita se repita todos los años.

  Comentarios