Música

Espectacular cierre de temporada de la serie St. Hugh-Steinway

Steven LaBrie en ‘Largo al factotum’ y Megan Moore en ‘Una voce poco fa’

Steven LaBrie y Megan Moore en el cierre de temporada de la St. Hugh-Steinway Series en Coconut Grove, Miami.
Up Next
Steven LaBrie y Megan Moore en el cierre de temporada de la St. Hugh-Steinway Series en Coconut Grove, Miami.

Con el recinto de la iglesia St. Hugh de Coconut grove lleno al máximo de su capacidad -como siempre-, culminó la séptima temporada de la serie St. Hugh-Steinway. Las estrellas de la noche: la mezzosoprano Megan Moore y el barítono Steven LaBrie habían atraído a muchos que siguen sus exitosas carreras y a curiosos que venían a iniciarse en el placer de escucharlos. Eran acompañados al piano por el maestro Roberto Berrocal, director y creador de la serie.

Tanto los que ya habían aplaudido a Moore y LaBrie, como los que lo hacían esa noche por primera vez quedaron más que satisfechos por la actuación de estos jóvenes talentos. El programa ofrecido pudo mostrar la versatilidad de los cantantes en los distintos géneros, desde ópera de Rossini hasta musicales norteamericanos y zarzuelas.

Tanto el barítono como la mezzo se dieron gusto con números famosos como Largo al factótum y Una voce poco fa, respectivamente, ambas de El Barbero de Sevilla, de Rossini, haciendo gala de su vis cómica y sus dotes vocales. Pero también se destacaron en canciones de arte. Ella, especialmente en la exquisita Villanelle, de Berlioz; y él, en la no menos sutil Oh! Quand je dors, de Liszt.

La segunda parte de la noche fue más ligera y divertida, porque se trataba de escenas de musicales, operetas y zarzuelas que interpretaron con muchísima gracia. LaBrie, con ancestros mexicanos, es totalmente bilingüe, para Moore el español significaba un reto del que supo salir elegantemente, aunque aún le queda camino por recorrer en ese difícil idioma. No obstante, fue muy disfrutable el dúo en la habanera Todas las mañanitas de Don Gil de Alcalá, zarzuela de Moreno Penella. También disfrutable, el dúo Dime que sí, de Esparza Oteo. En esta parte de la noche LaBrie interpretó seguidas Humo en los ojos, de Agustín Lara, y luego tres bellas canciones de María Grever, una proeza sin duda. Aunque en Júrame tuvo un desliz en la letra, esto no afectó los aplausos, porque realmente salió bien del lapso y siempre con mucho sentimiento.

Como encore, el dúo, siempre acompañados por el talentoso Berrocal, repitió Wanting you, de la opereta The New Moon, de Sigmund Romberg. Un fin de temporada memorable que sin duda continuará atrayendo público a esta serie. El problema será donde sentarlo, porque de veras se llena, reserve con tiempo.

The St Hugh-Steinway Series’, información y entradas: (305) 318-5008 y sthughconcerts.org.

  Comentarios