Música

‘The Lion King’ un espectáculo para todos los gustos

Buyi Zama como Rafiki en “The Lion King.”
Buyi Zama como Rafiki en “The Lion King.” Miami

Con larga ovación de pie y jolgorio ruidoso fue premiada la espectacular función del 9 de mayo del musical The Lion King, en el Ziff Ballet Opera House del Arsht Center. Estrenada en 1997 esta obra, inspirada en el dibujo animado de Disney de 1994 (que a su vez se inspira en el Hamlet de Shakespeare), se mantiene como la más popular del género, y la producción de Broadway que más ha recaudado hasta la fecha, más de mil millones de dólares. Ha ganado numerosos premios, incluso seis Tony, entre ellos el de mejor musical. En distintas producciones alrededor del mundo es la que más ha ganado, más de 8,000 millones de dólares.

Y es que lo tiene todo, un libreto sólido (Roger Allers e Irene Mecchi), pero ameno, música formidable (Elton John con canciones de Tim Rice) y personajes que logran inmediatamente la atención del público, tanto los positivos, como los taimados. La trama maneja temas eternos como la usurpación del poder, la injusticia, el abuso infantil, las consecuencias de la desobediencia a los mayores y muchos subtemas más, entre los que no puede faltar el romance de una pareja joven y el triunfo de la vida y la bondad, sobre la maldad y la destrucción. Hay también algo de los mitos más ancestrales de muchas religiones. El hecho de que los personajes sean animales le da un carácter de fábula, de apólogo, que subraya su intención educativa y le aporta un gran atractivo para los niños. Pero toda esta carga filosófica no afecta para nada el desarrollo de la trama que se desenvuelve ágilmente como una historia de aventuras en la que pasan muchas cosas, tristes y alegres, y los personajes crecen y aprenden. Todo envuelto en maravillosa música, canto, baile, trajes llenos de colorido, enormes marionetas, máscaras, luces y efectos que le dan a la obra su nivel de gran espectáculo.

En la función del jueves actuó como Rafiki, el mandril, la estupenda Mukelisiwe Goba, cuya gracia desbordante solo puede compararse con su poderosa voz, ideal para este papel que lleva –valga la redundancia- la voz cantante en el desarrollo de la trama. Richard A Phillips Jr. y Jared Dixon, que encarnan el rol titular, Simba, como niño y como joven, merecieron los largos aplausos con que el público los premió al final. También fue muy aplaudido Gerald Ramsey como el sabio rey Mufasa y Greg Jackson como el divertido Zazu, un bucerótido. También obtuvo especial distinción Spencer Plachy como el taimado Scar. Aplauso aparte para Nick Cordileone y Tony Freeman, que encarnan a Simon y Pumbaa, un suricata y un cerdo salvaje que se convierten en grandes amigos de Simba. Especial reconocimiento para Nia Holloway que encarnó a la joven Nala y para las tres divertidísimas hienas, a cargo de Martina Sykes, Keith Bennett y Robbie Swift.

Es preciso mencionar que esta puesta, de la genial Julie Taymor, no sólo logra un trabajo extraordinario por parte de los actores y que la obra funcione con un ritmo incesante sin que por ello se produzca ninguna confusión ni sienta el público como que los acontecimientos se atropellan, sino que es una verdadera clase magistral de los recursos teatrales. Se usan elementos antiguos, de los orígenes del teatro, como las sombras chinescas, y los pájaros de seda volanderos en pértigas, también de la más remota China, junto a proyecciones ultramodernas o efectos de linterna mágica con dibujos en tinta. Todo contribuye a darle al espectáculo un sabor de eternidad. Sus mensajes y su belleza no tienen tiempo.

Todos los que han cooperado en esta puesta han logrado que se mantenga en un nivel que a los que la hemos visto varias veces, nos parezca cada vez mejor. Los hermosos trajes son también de Taymor, las máscaras y marionetas son de ella y Michael Curry. La estupenda coreografía de Garth Fagan, las luces de Donald Holder y la dirección orquestal de James Dodgson son otros toques magistrales de esta puesta que en los hombros de un excelente elenco sigue cosechando aplausos por los escenarios del país.

La próxima oferta de ‘Broadway in Miami’ será ‘Come From Away’, del 18 al 23 de junio. Entradas ya a la venta en Arsht Center Box Office, 1300 Biscayne Blvd. Miami, o 305.949.6722 y www.arshtcenter.org. A partir de $34.

  Comentarios