Música

La nueva hora de Juan Luis Guerra

Portada del disco más reciente de Juan Luis Guerra.
Portada del disco más reciente de Juan Luis Guerra.

Cuatro merengues, dos salsas, dos bachatas y un son componen el nuevo disco de Juan Luis Guerra, Todo tiene su hora. Se trata del duodécimo álbum de estudio del ícono de la música, una propuesta innovadora que exalta lo mejor de la música latinoamericana y la salpica con su tinte característico.

No todos los artistas pueden decir que cada uno de sus discos es una pieza de arte original que se diferencia de las otras, y que deja en la historia de la música escritas canciones para toda la vida. Este es el efecto de cada disco que Guerra lanza al mercado, y Todo tiene su hora no es la excepción.

Un paseo por carretera, el viento tibio entrando por la ventana y un hermoso paisaje podrían describir la experiencia que es oír este nuevo disco del astro dominicano. En entrevista con el Nuevo Herald, Guerra relató cómo se fue embarcando en este nuevo viaje, que explora ritmos e

instrumentos.

“Quisimos para este nuevo trabajo incluir instrumentos clásicos, por ejemplo, dentro del merengue y la bachata. Canciones como Para que sepas –un delicado son de aires clásicos– podría ser un son tocado en Francia, a las 6 p.m.”, dice en entrevista telefónica. “Utilizamos un cuarteto de cuerdas, además de clarinete y otros instrumentos clásicos para darle a nuestro sonido un aire diferente”.

Y así se logró. El álbum sorprende con nuevos ritmos y arreglos, que bañan de frescura el mercado de la música en español.

Su primer sencillo, Tus besos, es una bachata romántica que desde su lanzamiento no ha sido destronada del primer lugar de los listados de Billboard, Latin, Latin Pop y Tropical Airplay. El video fue dirigido por Jean Gabriel Guerra, hijo del artista.

“Trabajar con mi hijo siempre es una experiencia muy positiva, cambian los roles porque es el papá el que siempre dirige a sus hijos, pero en esta oportunidad mi hijo me ha dirigido a mí. Nos respetamos mucho, le doy siempre su lugar y el resultado se ve; es pura alegría, se adaptó perfecto a la música y a lo que quisimos transmitir: un mensaje muy positivo”, dice Guerra, refiriéndose a este video que recrea una historia de amor en una fuente de soda de los años 1960, en medio de malteadas, luces de neón y faldas “cancán”.

Además de varios merengues, impresos con el tinte de la infaltable orquesta 4.40, y un par de bachatas, el músico incluye en este trabajo un tema dedicado a uno de los países que más reúne fanáticos de su música. Canto a Colombia es una fiesta de fin de año en familia, en el garaje de una casa de barrio, en cualquier pueblo de Colombia, una cumbia pasada por guaracha que repasa cada una de las ciudades que el artista ha visitado durante su carrera.

“Y qué pena con usted, a la orden su merced”, reza el coro de esta pegajosa canción, que rinde homenaje al país cafetero, con frases cargadas de cariño y costumbrismos.

“Esta canción nació en un avión, alguna vez que regresaba de Colombia. Sentí la melodía y me di cuenta de que llevaba el nombre de este país, la grabé y la guardé, y luego la encontré cuando comenzó mi búsqueda de nuevos temas para este disco. En los arreglos comenzaron a llegar imágenes de sus hermosos cafetales y arrozales, y de mis amigos Juanes, Carlos Vives, Shakira y Sofía [Vergara]”, dice el cantante sobre algunos de los colombianos que menciona en este tema.

“Encontrarle rima a ciudades como Tunja, Cúcuta y Bucaramanga fue uno de los retos más grandes”, agregó entre risas el músico.

Con respecto al nombre que bautiza este disco, Guerra asegura que Todo tiene su hora se aviene con cualquier situación de la vida. La letra se inspira en un consejo que alguna vez le quiso dar a una gran amiga.

“Dios tiene un propósito para todo, y debemos aceptarlo. Aunque compuse este tema por la situación amorosa de esta persona a la que le hablo, se adapta para cualquier cosa: la paciencia y la fe son mellizas”, agregó el cantautor, quien siempre incluye en sus álbumes temas de contenido espiritual y social, pero electrizados con optimismo y alegría.

Todo tiene su hora también incluye un tema con el músico dominicano Johnny Ventura, De moca a París, y un tema dedicado a la esposa de Guerra, Dime, Nora mía.

“Parte del propósito es transmitir alegría a través de mis canciones y de mi música. Tenemos realmente un disco muy romántico y bailable y estamos muy contentos con el resultado”, concluyó el ganador de tres premios Grammy y 15 Latin Grammy. • 

sandrapalaciosg@yahoo.com

@sandrapalaciosg

  Comentarios