Revista Viernes

‘Sand Storm’, drama feminista en desierto israelita

‘Sand Storm’, drama ambientado en un desolado paisaje arenoso, en un caserío beduino.
‘Sand Storm’, drama ambientado en un desolado paisaje arenoso, en un caserío beduino. Cortesia

La entrada por Israel para los premios de la Academia, Sand Storm, es un drama ambientado en un desolado paisaje arenoso, en un caserío beduino de construcciones pobres, donde el atraso y la falta de libertades están profundamente arraigados en sus pobladores.

La ceremonia nupcial con la que abre el filme resulta chocante para la mirada occidental: Jalila (Ruba Blal-Asfour) ayuda a casar a su propio marido (Haitham Omari) con una segunda y más joven mujer, incluso es ella la que arma la cama donde dormirá la pareja. La imagen de la veterana luciendo los tradicionales bigotes postizos en la ceremonia de bienvenida de la nueva consorte, supuestamente orgullosa de cumplir las funciones de segundona, contradice la silenciosa amargura interior de esta esposa y madre. Pero el conflicto no va solo por ahí. Jalila ha descubierto que su hija mayor, Layla (Lamis Ammar), sostiene un romance prohibido. ¡Abre tus ojos!, le dice la madre. Mis ojos están abiertos, asegura la chica adolescente.

Con don de narradora la debutante Elite Zexer nos descubre una tormenta de arena en un mundillo absurdo. Su mirada no es contemplativa sino activa. Contrasta, desdobla, enfrenta los roles. La mujer observa sumisamente las costumbres, pero impone el respeto en casa; el marido dice la última palabra, pero tampoco es libre, atado al consenso de los hombres de la comunidad. A su vez lo irracional se evidencia en estos hombres polígamos atados a una tradición cuyas bases financieras no funcionan en la modernidad.

Hay otras chicas pequeñas hijas del matrimonio. La cámara dedica especial atención a la rebelde niña llamada Tasnim, que curiosamente se ampara en el mandato de la figura más fuerte, la paterna, como táctica para hacer su propia voluntad. Ella representa esa nueva generación de mujeres que tal vez algún día terminen peleando, y ganando, la lucha que su hermana mayor ha comenzado.

El filme se presenta en Coral Gables Art Cinema.

@pilarinayuso

  Comentarios