Revista Viernes

‘Hacksaw Ridge’, grandes escenas bélicas y un hombre que decidió que él se salvaría

Andrew Garfield en una escena de ‘Hacksaw Ridge’ (2016).
Andrew Garfield en una escena de ‘Hacksaw Ridge’ (2016). Imagen de cortesía

Todo este filme, que transcurre en tiempos de la Segunda Guerra, se trata de una secuencia. La primera hora y media es la introducción o preparación para ella, con niñez, drama familiar y amor de la vida de un hombre hasta llegar al momento culminante que define su lugar en la historia. Un suceso basado en un hecho real, de más de medio siglo atrás, que hoy lleva al cine alguien que gusta de relatos épicos, Mel Gibson. Su protagonista es un soldado, Desmond Doss, que se distinguió por una cualidad contraria a la guerra misma. Fue el primer combatiente norteamericano en ser condecorado con la medalla del honor sin disparar un tiro.

Andrew Garfield interpreta con naturalidad y simpatía a este curioso personaje, paramédico y pacifista, lleno de humanidad y fe cristiana, metido en medio de una guerra brutal y despiadada, entre hombres rudos y poco dados a las cosas del espíritu. El filme cobra un matiz inesperadamente risueño en las escenas del entrenamiento antes de la partida al campo de batalla, con el duro sargento (Vince Vaughn) y sus graciosas ofensas que relajan el dramático contexto. No tarda en revelarse el dilema del protagonista: un hombre alistado en el ejército que se niega a portar un arma (ni siquiera es capaz de tocar el rifle), encima, como adventista, quiere descansar los días sábados. “Te daré de baja por psiquiatría”, es la réplica del oficial al mando, mientras los compañeros lo tildan de cobarde y le espera una corte marcial por desobediencia.

El verdadero drama estalla en Okinawa, en 1945. El batallón del frente japonés avanza sobre un lecho de cadáveres, en una batalla sangrienta, bestial, que deja abrumadora cantidad de bajas. Pero hay una especie de ángel de la guarda que va entre los soldados, el hombre que en la vida real llegó a salvar 75 vidas y entregó de sí mismo más que los otros armados combatientes.

Lo mejor de este filme, hecho al viejo estilo del género, está en sus grandes escenas bélicas y en la historia única de un hombre que decidió que mientras otros mataban él salvaría la vida.

‘Hacksaw Ridge’ puede verse en las salas del circuito comercial.

@pilarinayuso

  Comentarios