Revista Viernes

Un concierto de Malena para recordar a Elena Burke

Malena Burke
Malena Burke Foto de cortesía

Desde muy pequeña, Malena supo que su madre, Elena Burke, era una de las cantantes más importantes de Cuba. “Fui criada por mi abuela, porque mi mamá viajaba constantemente por cuestiones de trabajo, pero recuerdo que cuando ella regresaba a la casa era como si llegase una reina”.

Allí, en su hogar de La Habana, Malena tuvo la oportunidad de conocer a muchos compositores y cantantes que trabajaban con su madre sin tener conciencia de que tenía frente a ella a la flor y nata de la música cubana. “Mamá fue siempre una artista muy respetada por sus compañeros de profesión, pero sobre todo fue una artista muy querida por el pueblo”, comenta con orgullo. “Aprendí mucho de ella, y tuve el gran privilegio de crecer viéndola ensayar o asistir a sus conciertos. Recuerdo que me quedaba extasiada observando todo lo que hacía con la voz y mientras tanto absorbía cada detalle de sus movimientos”.

No obstante, Malena siempre ha tenido muy claro que el privilegio de esa cercanía y de todo lo aprendido con su madre entraña una gran responsabilidad. “Vivo orgullosa del apellido que llevo y me siento heredera de un patrimonio musical que mi madre creó con muchos años de esfuerzo y de trabajo. Por eso tengo el deber de preservar y mantener vivo ese legado cada día de mi vida”.

A mediados de la década de los noventa, cuando se estableció en Miami, Malena ya era reconocida por méritos propios como una de las principales figuras de la canción en su país. “Cuando llegué aquí ya había hecho una carrera como solista principal del icónico cabaret Tropicana y había viajado con mi música por muchos países del mundo”. Sin embargo, cuando comenzó a presentarse en los escenarios de la Ciudad Mágica muchos amigos y seguidores de su madre iban a ver sus espectáculos solo para constatar el parecido que tenía con su madre. “Tuve que trabajar muy duro y dar lo mejor de mí porque la gente siempre hacía comparaciones. Y aunque eso me honra y me llena de orgullo, me propuse luchar para imponerme y que el público me reconociera como Malena y no solo como la hija de Elena Burke”, confiesa.

Dueña de una voz genuina y de una fuerte personalidad sazonada de buen humor, sin lugar a dudas Malena se ha convertido en una de las representantes más destacadas de su género en nuestra ciudad. Intérprete exigente de compositores indispensables —de Frank Domínguez y Meme Solís a Martha Valdez y César Portillo de la Luz— la artista se presenta regularmente en el club Hoy como Ayer ofreciendo espectáculos en los que demuestra su madurez artística y su excelencia interpretativa. “Para nosotros es un privilegio haber podido mantener durante tantos años esta hermosa relación artística con Malena”, afirma Fabio Díaz Vilela, dueño del famoso local nocturno de la Calle 8. “Ella es parte indispensable de nuestra familia y esperamos poder tener la suerte de contar siempre con su presencia y su talento”.

Precisamente, Malena ofrecerá un concierto homenaje a su madre este sábado en el Hoy como Ayer, acompañada de su excelente banda. “Desde que falleció mamá en el año 2002 creamos la tradición de hacer un concierto dedicado a ella alrededor del día de su cumpleaños que se celebra el 28 de Febrero. Aunque en todas mis presentaciones tengo a mi madre presente, con temas que ella interpretó, espero que mañana exista esa magia especial que provoca la conexión con los amigos y el público en general”.

Para este concierto Malena tiene reservadas algunas sorpresas muy especiales. “Hace varios años, cuando regresé a Cuba por el fallecimiento de mamá, traje conmigo un baúl lleno de imágenes y fotos preciosas, una caja llena de cassettes con grabaciones inéditas y muchos arreglos musicales de canciones que ella había grabado durante toda su vida.

¡Encontré maravillas! Un verdadero tesoro musical que contiene trabajos de Rafael Somavilla, Juanito Márquez, Juan Formell y de muchos otros grandes músicos cubanos, y pensé que el concierto de mañana sería una gran oportunidad para regalarle al público de Miami esas canciones que considero auténticas joyas”, nos adelanta entusiasmada, y concluye que “la noche promete estar cargada de emoción. Estoy segura de que mi madre, la Burke mayor, estará con nosotros desde la eternidad y se sentirá inmensamente feliz”.

Malena Burke y su banda se presentan este sábado 4 de marzo, a las 11:00 p.m., en el Hoy como Ayer, 2212 SW 8 St. Reservaciones (305) 541-2631.

  Comentarios