Revista Viernes

‘The Women’s Balcony’, las bravas mujeres del balcón hebreo

Una escena de ‘The Women’s Balcony’ (2016), del director israelí Emil Ben Shimon.
Una escena de ‘The Women’s Balcony’ (2016), del director israelí Emil Ben Shimon. Imagen de cortesía

El filme coral que viene de Israel, de la mano de Emil Ben Shimon y la guionista Schlomit Nehama, nos trae una divertida historia, y a la vez muy calamitosa, de una pequeña congregación que celebra el sabbat en una sinagoga de Jerusalén.

No es tan rígida ni solemne la ceremonia ortodoxa, sino muy alegre y relajada, y a los fieles de esta historia no les falta sentido del humor. El rabino responde al gesto de los que se inclinan a besar su mano con un par de cachetadas; los hombres se hacen pícaras bromas, mientras las esposas platican alegremente en la sinagoga, junto a sus platos de comidas típicas. Alguien ha olvidado los caramelos para ser lanzados por las féminas desde el balcón del templo. Resuelto el percance todo vuelve a la armonía del servicio, pero entonces ocurre lo peor: el balcón de las mujeres colapsa.

Con este giro trágico e inesperado arranca la aventura, y las cosas se ponen serias. La historia se enreda con pequeñas rencillas entre grupos de personajes y subtramas que giran alrededor del balcón faltante, de la pérdida de razón del guía espiritual, y de un joven rabino extremista que intenta ganarse a la congregación. La historia adopta una posición feminista, con su bando de mujeres bravas y libres de espíritu. Mientras según la tradición patriarcal los hombres dominan al centro del santuario, el lugar de las mujeres está en la distancia de un balcón, pero a la hora de defender sus derechos ellas se saltan las barreras y son capaces de ir más lejos que ellos.

Con un gran comienzo, lo mejor del filme se concentra en su primera mitad. La llamativa fotografía donde abundan los planos cenitales, y el nivel de las interpretaciones del plural equipo sostienen la aventurada historia de estos fieles que no hablan de otra cosa en todo el filme, que de la tradición religiosa que engalana sus días séptimos y del derecho justo y equitativo de hombres y mujeres a observar su fe.

El filme se exhibe en MDC’s Tower Theater, y AMC Aventura.

@pilarinayuso

  Comentarios