Revista Viernes

‘Truman’, el lazo de afecto que los une

Otro que se alzó con el Goya el pasado año fue el filme de Cesc Gay con nombre de escritor. Pero Truman es un perro (no menos ilustre, para su dueño), que se quedará huérfano en poco tiempo, a menos que aquel le encuentre el ideal amo sustituto. La historia es honda, rebosante de sentimiento, porque se trata de la inminente muerte de un hombre y de los afectos que dejará.

Un excepcional par encabeza el reparto, Ricardo Darín y Javier Cámara, con los que Cesc Gay ha trabajado antes (Una pistola en cada mano), y puede respirarse la química de esta colaboración. Darín, en el papel de hombre latoso con su propio luto y susceptible –de esos que se hacen a un lado “para llorar un poco”–, no deja de conmovernos (él, más que su personaje); y el rostro de Javier Cámara ante el “paquete” que le toca vivir en la piel del amigo que llega de lejos, es un poema al espanto, pero al más contenido. También está muy bien Dolores Fonzi, entre el amigo y el primo.

El tremendo dramón rebasa las fronteras del absurdo, bordea la comedia negra. Se trata no solo de la muerte como una sombra perenne en todo el filme, sino de machacar en ella, de poner el dedo en la llaga y retorcerlo. Pero es también una manera digna y sobria de encarar la tragedia, la del filme y su personaje, sin falsas esperanzas ni situaciones lacrimosas. Los diálogos, con todo su dramatismo, son muy disfrutables, incluso se meten en hondura filosófica: “¿No son un poco pequeñas las urnas? ¿Entran todas las cenizas ahí?”, pregunta el moribundo al vendedor de servicios funerarios. “Sí, claro –dice el hombre– se quedan reducidas a muy poco”.

El filme, con un pequeño tropezón (la escena de sexo sobra y choca) y un personaje extremo –aunque en realidad no importa tanto si no es probable–, tiene esos atributos que lo elevan: dos actores magníficos y una historia trágica con toques de humor, que habla de la amistad en su forma más pura, la del respeto y la generosidad –esa que se ofrece sin esperar nada a cambio– entre dos hombres y un compañero inseparable: el lazo de afecto que los une.

Truman se exhibe en MDC Tower Theater.

@pilarinayuso

  Comentarios