Revista Viernes

Heroína en el cine… y por los derechos humanos

La actriz cubanoamericana Ana Villafañe, en el Hotel Bitmore de Coral Gables.
La actriz cubanoamericana Ana Villafañe, en el Hotel Bitmore de Coral Gables. el Nuevo Herald

Ana Villafañe muy pronto tendrá la distinción de ser la primera superhéroe hispana de Hollywood. En el filme Max Steel, que se estrena el próximo año, la joven de madre cubanoamericana y padre salvadoreño ayuda a salvar al mundo del mal en un rol que fue escrito para una actriz anglosajona, pero que ahora tiene una inconfundible sazón latina.

“Para el rol principal de Max Steel originalmente estaban buscando a ‘la chica de al lado’, la típica rubia All American. Cuando me dieron el papel, mi personaje fue reescrito para una latina, lo que demuestra que hoy la chica hispana también puede ser ‘la chica de al lado’”, expresó la joven que nació en Atlanta, Georgia, y se mudó a Miami con sus padres a los cuatro años de edad.

Fue en esta ciudad donde descubrió su pasión por la música y la actuación, y a los nueve años de edad comenzó a hacer sus pinitos en el ámbito local.

En 2008, un año después de graduarse de high school, Villafañe se mudó a Los Angeles, una movida que ella llama “una de las cosas más difíciles que he hecho en mi vida, porque dejaba atrás a una familia muy unida”. Al principio, la llamada meca del cine no fue lo que ella imaginaba.

“Hollywood es un lugar raro. Es todo ilusión, y por eso es fácil perderse en el mundo de la competencia y perder de vista las cosas reales de la vida”, reflexionó.

“Extrañaba mucho mi casa, pero eventualmente encontré mi ritmo. Conocer a las personas adecuadas, enfocarme en mi carrera y encontrar un lugar donde comprar plátanos maduros me mantuvieron cuerda”, comentó riendo.

En Los Angeles, Villafañe comenzó a trabajar para abrirse camino a la vez que estudiaba música en la Universidad Loyola Marymount, donde se graduó en el 2012. Su primer papel importante fue en la serie online Los Americans (2011), al lado de Esaí Morales y Lupe Ontiveros. En ese foro, dice, recibió el mejor consejo de su vida.

“En el set de Los Americans, Raymond Cruz una vez me dijo que simplemente entre al salón de las audiciones y cambie la mente de los productores. Es un consejo que se me ha quedado para siempre”, dice.

Sin duda, esas palabras calaron hondo, pues Villafañe ahora trabaja para cambiar mentes no solo en Hollywood, sino también en el ámbito político y social. Influenciada por la experiencia de sus abuelos maternos, exiliados cubanos que llegaron a Miami en 1962, la actriz trabaja con la Fundación por los Derechos Humanos en Cuba. Ella es portavoz de la campaña #ConnectCuba, que tiene como meta darles a los cubanos en la isla acceso a la internet sin censura.

“Es un derecho humano básico que ellos no tienen. Estamos lanzando el himno de la campaña, titulado Oyelo, que es mi primer sencillo y saldrá a nivel mundial en inglés y en español. Estoy emocionada de ser portavoz de esta causa, pero sobre todo, no puedo esperar el momento de llevar el mensaje a los medios”, aseguró.

El próximo proyecto de Villafañe la traerá de regreso a Miami, y aunque señaló que no puede revelar mucho por el momento, sí contó que está muy entusiasmada ante la idea de interpretar a una estrepitosa cantante cubana de música pop que se mete en varios apuros.

“Lo mejor de todo es que voy a grabar las canciones del personaje. Eso para mí es un sueño convertido en realidad, porque mi primer amor siempre fue la música. Además, es muy emocionante contar una historia de mi hogar, que es Miami”, finalizó. • 

  Comentarios