Revista Viernes

Priscilla Bousek es venezolana pero graba un son cubano

Priscilla Bousek
Priscilla Bousek /Foto cortesía

Aunque tenga crisis o problemas, Latinoamérica no para de producir artistas jóvenes, en especial en el mundo de la música. Cada semana aparecen talentos que buscan darse a conocer, como es el caso de Priscilla Bousek, una cantante venezolana que se lanzó al ruedo en febrero con la canción “Ay, Ay, Ay Corazón”, compuesta por su padre, el músico chileno Guillermo “Willie” López. “La música es vida, es alegría y trato de expresarlo en mi trabajo”, cuenta Priscila, que anhela que quienes escuchen sus canciones “sientan el deseo de cantar y bailar”. La cantante nació en Venezuela, creció en Chile, y ha vivido en Miami, donde, influenciada por el exilio cubano, conoció el son, al que homenajea en un tema que presentará dentro de poco, “Amar queriéndose amar”. “La música vive en mí desde siempre y trato de respetar cada género que interpreto”, explicó.

  Comentarios