Revista Viernes

Alvin Ailey cautiva a Miami

‘Awakening’, coreografía de Robert Battle para el Alvin Ailey American Dance Theater.
‘Awakening’, coreografía de Robert Battle para el Alvin Ailey American Dance Theater. Paul Kolnik

Cuando Robert Battle se convirtió en director artístico del Alvin Ailey American Dance Theater en el 2011, ya era un experimentado coreógrafo con su propia compañía y sus piezas ya eran reconocidas en el mundo de la danza.

Pero cuando comenzó a crear Awakening –su primera pieza desde que asumió la compañía el pasado otoño– se dio cuenta de que ocupar el espacio artístico de Alvin Ailey, quien fundó la compañía en 1958, iba ser una tarea abrumadora.

Estando en la escuela de danza en el Northwestern Senior High School de Miami, Battle se enamoró de la danza cuando asistió a una función de Revelations, un clásico de la compañía. Hoy Battle tiene 43 años y reconoce la responsabilidad que le ha tocado de continuar la tradición como tercer director de una empresa que es un ícono de la cultura afroamericana y de sus logros. Una de las instituciones más influyentes en el mundo de la danza.

“La danza tiene mucho que ver con mi vocación. Me siento parado sobre los hombros de Alvin”, dijo Battle durante una reciente visita a Miami. “Me pregunto lo que fue para él llevar y convertir esta gran organización en lo que es. La responsabilidad y la gloria”.

“Esta sensación de estar perdido, pero de encontrarse, esa constante renovación, esa sensación de sentir que se está volando sin redes. Y por momentos estar completamente conectado a la tierra. La primera vez que vi Revelations fue un despertar. Uno deja de ser la misma persona después de verlo. Se convierte en parte de ti. Eso es lo que estoy tratando de lograr”.

Awakening abrió la temporada de 4 días de presentaciones de la compañía en el Adrienne Arsht Center for the Performing Arts, a pedido del centro que cumple su 10mo aniversario. Esto le da otro significado a la pieza que se estrenó en diciembre del año pasado en Nueva York.

“Fue un honor”, dice Battle. “Soy de aquí, así que me siento muy feliz de presentar esta pieza aquí. Es un regreso al punto de partida”.

El Arsht Center ha resaltado la conexión de Miami con Battle creando una estrecha relación con la empresa. El centro alberga el Ailey Camp, un programa de verano para los estudiantes de la escuela intermedia que también realiza una serie de actividades con la comunidad durante las visitas de la compañía. Este año ha incluido residencias en las escuelas primarias Lenora B. Smith y Holmes; clases magistrales dirigidas por Battle y otros miembros de la compañía; una audición y una actuación gratuita para los estudiantes de Miami-Dade.

El presidente del Arsht Center John Richard dijo que patrocinar Awakening era solo un paso natural.

“El hecho de que una organización tan joven como el Arsht Center tenga un papel tan importante en la creación de un nuevo trabajo para una compañía que es embajadora de Estados Unidos es fascinante. Si combina eso con traer a un héroe como Robert a su ciudad natal es maravilloso. Fue una decisión muy fácil de tomar porque ahora vemos esa pieza como algo propio. Nos sentimos como en familia y nos tratamos como tal” .

Una vez que comenzaron los ensayos de Awakening terminaron los temores de Battle. “Dije, ahora es mi turno y todos aplaudieron”, dijo.

La figura central de la obra es Jamar Roberts. Roberts es uno de los artistas más poderosos y convincentes de la compañía, quien comentó que estaba feliz de estar finalmente en el mismo estudio con el director. “Haremos cualquier cosa que nos pida. Si nos pide que saltemos de un puente le diremos ok”. “Todos queremos que esto sea un éxito”.

En Awakening, Roberts emerge de un grupo de hombres, de una comunidad, como un líder. Como el “escogido”, comenta.

Las piezas de danza de Battle con frecuencia muestran un lado agresivo, incluso feroz. A veces son hombres belicosos y golpeando como en The Hunt, o un solo retorcido como In/Side.

“En gran parte de su trabajo uno se siente atacado, y estresado por situaciones que no puedes controlar”, dice Roberts. “Pero sientes un alivio al tirarte y golpearte contra el piso. A veces él me ha preguntado que por qué lo hago tan duro. Y le he dicho ‘porque tengo que hacerlo, porque me siento mejor dando un 110% que contenerme para no golpearme duro’”.

Roberts comparte la trayectoria de Battle y esto le ayuda a entender esa sensación de estrés. Ambos provienen de los barrios pobres de Miami-Dade, donde ser un niño que usaba medias podía ser aterrador. Battle creció en Liberty City y tenía tanto miedo de que lo atacaran mientras caminaba a la escuela que siempre llevaba un martillo en la bolsa de baile.

Roberts, que viene de una familia amante del fútbol en Goulds, comenta que esa presión se transpira en su arte.

“Proviene de estar años y años guardando esa agresión”, dice. “Crecí en algunas situaciones bastante ordinarias; la danza me ayuda a sacar eso afuera”.

Tal vez eso hizo que tuviera ese elemento extra que me ayuda a estar en posiciones de liderazgo que son realmente estresantes. Como los blues, creces con ese miedo y esa tristeza, y ni siquiera te das cuenta hasta que no sales de ahí”.

Este fin de semana la compañía también presentará otros estrenos recientes: Exodus, del coreógrafo de hip hop Rennie Harris, inspirado en parte por los últimos acontecimientos de homicidios de hombres de la raza negra por parte de la policía; Piazzolla Caldera, de Paul Taylor, una danza sensual y muy emotiva inspirada en un tango de Astor Piazzolla; y No Longer Silent, una pieza de Battle del 2007 en honor al compositor Erwin Schulhoff, que murió en un campo de concentración nazi. También una pieza de ballet contemporáneo del coreógrafo Christopher Wheeldon, After the Rain Pas de Deux y A Case of You, de la ex directora artística de la compañía Judith Jamison.

Open Door será de particular interés para Miami. Una pieza de Ronald K. Brown que viene a ser el sexto trabajo que ha hecho para la compañía Ailey. Open Door que se estrenó en Nueva York en diciembre pasado tiene música del compositor de jazz cubanoestadounidense Arturo O’Farrill (hijo del reconocido músico cubano Chico O’Farrill ) y su orquesta Afro-Latin Jazz. La pieza está inspirada en los intercambios musicales con Cuba y en las visitas de Brown a la isla donde recientemente trabajó en una nueva coreografía para la compañía de danza con sede en La Habana, Malpaso. En Open Door, Brown, conocido por su innovadora mezcla de estilos contemporáneos de África recrea bailes rituales a dioses de la santería como Changó, Ogún y Eleggua, e incluso un poco de salsa cubana.

Según Battle, Open Door muestra un nuevo ángulo de su espiritualidad inspirado en piezas tan populares como Grace.

“Él juega mucho en sus coreografías”, comenta Battle. “Nos muestra un lado mucho más relajado que es divertido y muy entretenido”.

Al igual que Battle, Brown creció y se inspiró viendo la obra de la compañía de Ailey.

“Lo vi cuando estaba en segundo grado, que nos llevaron en un paseo de la escuela y me quedé marcado. Pensé ‘Wow, puedo hacer danzas con personas de verdad’. Sentí que tenía una compañía de danza porque mister Ailey tenía su compañía”.

Y eso en parte es el legado de la compañía. Que siga inspirando a los jóvenes y que le sirva de apoyo a las nuevas generaciones de bailarines. Es el legado de más de medio siglo de la compañía.

“Puedes ver las semillas, la fundación”, dice Brown. “Esa es la importancia de la tradición”.

Si usted va

Qué: Alvin Ailey American Dance Theater

Cuándo: Viernes, 8 p.m. (Exodus/Piazzolla Caldera/After the Rain, Revelations)

Sábado, 2 p.m. (Open Door/Case of You, Awakening/Revelations, seguido de una sesión de preguntas con Robert Battle y Jamar Roberts); 8 p.m. (Exodus/No Longer Silent/Revelations)

Domingo, 2 p.m. (Open Door/Case of You, Awakening/Revelations)

Donde: Adrienne Arsht Center, 1300 Biscayne Blvd., Miami

Info: $25 a $120, arshtcenter.org o 305-949-6722

  Comentarios