Televisión

A David Chocarro… lo dejaron como carro chocado

David Chocarro.
David Chocarro. Cortesía

Irreconocible luce el galán David Chocarro en la microminiserie El recluso, donde interpreta al esquelético Santito. Para meterse en el duro pellejo de este preso, el actor argentino tuvo que someterse a una sorprendente caracterización. “No fue fácil. Pasé un año sin entrenar para perder masa muscular y bajé 40 libras con una dieta súper estricta para alcanzar el cuerpo desgarbado de un cocainómano”, confiesa Chocarro, a quien el caracterizador David Gameros lo transforma de galán a esperpento, utilizando prótesis con dientes amarillentos con sarro llenos de caries, un arete nasal, cabeza rapada, repugnantes cicatrices y tatuajes en todo el cuerpo. El cambio total se da cuando comienza a hablar con su dialecto patibulario mexicano, que al escucharle nadie sospecharía que nació en Argentina. “Es un tipo medio loco que no tiene límites porque sufre todo tipo adicciones”, dice el polifacético actor a quien hemos visto en roles de galán tumbalocas, villano parapléjico… y ahora le da vida a un drogadicto. “Santito es el papel de mi vida”, asegura David que al salir de maquillaje: flacuchento, ojeroso, langaruto, cochambroso y magullado… más que Chocarro parece carro chocado.

TWITTER: doraluz v12
  Comentarios