Televisión

Una histórica telenovela de Univision podría acelerar la aceptación de personas LGBTQ

Mitos y estigmas: los personajes gay en las telenovelas

Los personajes gay, lesbianas, bisexuales y transgénero son blanco de burlas en las telenovelas.
Up Next
Los personajes gay, lesbianas, bisexuales y transgénero son blanco de burlas en las telenovelas.

Al crecer en un hogar cubano en Miami, Herb Sosa, de 55 años, solo conoció una clase de telenovela.

“Cada telenovela en aquel entonces era idéntica. Tenías a la pobre chica que trabajaba en una casa grande y era maltratada pero termina casándose con el rico hijo del dueño”, dijo. “Casi todas esas series tenían ese mismo tipo de trama. Pero puedo decirte esto: no había personajes gay”.

Para Sosa, quien se identifica como un “hombre gay orgulloso” —y para los 5.7 millones de televidentes en EEUU que ven telenovelas cada semana— el mes pasado fue diferente.

A partir del 13 de agosto, “El Corazón Nunca Se Equivoca” hizo historia en la televisión estadounidense al convertirse en la primera telenovela con una pareja del mismo sexo como protagonistas principales. La pareja gay en cuestión, dos adolescentes llamados Aristóteles y Cuauhtémoc (Aris y Temo, para hacerlo más corto), recibieron un horario estelar: 9 p.m. en Univisión, el canal de habla hispana más grande del país.

“Ya era hora”, dijo Sosa. “Esa fue mi reacción cuando me enteré que iba a estrenar este programa. [...] La comunidad LGBTQ ha existido desde siempre. El hecho de que las telenovelas y los medios de habla hispana hayan optado por ignorarnos durante tanto tiempo no significa que no hayamos existido”.

Durante su difusión, que terminó a principios de esta semana, “El Corazón Nunca Se Equivoca” siguió a Aris y Temo mientras comenzaban una nueva vida en la Ciudad de México, adonde se mudaron para asistir a la universidad. Sus aspiraciones profesionales no podrían ser más diferentes. Aris quiere ser músico. Temo espera entrar en política. Según la descripción del programa de Univisión, el punto de la telenovela era ver a la joven pareja “crear nuevas amistades y superar los desafíos de ser gay en la sociedad mexicana”.

Ese argumento tuvo como resultado una serie destinada a atraer la atención de los activistas LGBTQ.

“En nuestras comunidades siempre ha habido diversidad pero en los medios los personajes LGBTQ muchas veces han sido estereotipados o con poca relevancia”, dijo Monica Trasandes, vocera de GLAAD, una organización activista LGBTQ, en un correo electrónico a el Nuevo Herald. “Ver a dos personajes como Aris y Temo, con una historia central, y viviendo una relación plena e interesante que disfruta apoyo familiar, esto es muy muy importante para las audiencias”.

La telenovela también se ha convertido en un éxito comercial.

En México, donde la serie producida por Televisa se emitió por primera vez a principios de este verano, “El Corazón Nunca Se Equivoca” alcanzó a tener más de tres millones de televidentes diarios, convirtiéndolo en uno de los programas más exitosos en la televisión mexicana, según datos de Nielsen.

En Univisión, la telenovela atrajo a una gran audiencia desde el principio, con más de dos millones de personas viendo todo o parte del estreno del 13 de agosto. Desde entonces, “El Corazón Nunca Se Equivoca” ha continuado generando un “crecimiento constante” para el canal, según un portavoz de Univisión.

“Estamos muy satisfechos con la repercusión que la historia ha tenido en nuestra audiencia”, agregó Jessica Rodríguez, presidenta de entretenimiento y directora de márketing de Univisión.

“Estamos orgullosos de las conversaciones que nuestros personajes han ayudado a generar en los hogares latinos de todo el país, y creemos que el programa es un hito importante en la televisión en español”.

Para tener una idea de cómo la telenovela ha conmovido a su audiencia, revise el hashtag “Aristemo” en las redes sociales, que los fanáticos continúan añadiendo a sus tweets expresando cuánto significan Aris y Temo para ellos.

IMG_3572.jpg
Emilio Osorio y Joaquín Bondoni, protagonistas de “El Corazón Nunca Se Equivoca”. Alicia Civita Por el Nuevo Herald

REPRESENTACIÓN LGBTQ EN LAS TELENOVELAS

La representación LGBTQ en los medios en español es anémica.

En 2017, GLAAD publicó un informe (titulado Todavía Invisibles) que encontró que solo el 3% de todos los personajes en programas primetime en español en los Estados Unidos eran LGBTQ. Eso representa solo 19 de 698 roles. De esos 19 personajes, seis mueren. Otros seis son en su mayoría irrelevantes.

Pero si bien los romances centrales entre personajes del mismo sexo como Aris y Temo han sido escasos, han existido de alguna manera desde los años 90.

Sin embargo, aquí está el asunto: casi todas las relaciones que han logrado aparecer en la tele en el pasado han estado llenas de tensión y en su mayoría fueron retratadas como secretos vergonzosos.

Los activistas dicen que eso es problemático porque subraya el estereotipo de que las relaciones LGBTQ son, por naturaleza, traumáticas.

Y a pesar de la asociación que los televidentes podrán hacer entre las telenovelas y la sensualidad, las escenas románticas LGBTQ en el pasado han sido más bien mansas. El modus operandi ha sido insinuar la intimidad, pero casi nunca mostrarla abiertamente. Los besos caen habitualmente presa de la censura.

Tomemos, por ejemplo, “¿Dónde está Elisa?”, Una exitosa telenovela producida en Miami que se emitió en Telemundo en 2010. En ese programa, José Ángel Rincón se enamora de Ricardo de la Fuente en un viaje europeo. Pero el romance debe mantenerse secreto para que la esposa de José Ángel, Viviana, no se entere.

Si bien el actor que interpretó a José Ángel, Omar Germenos, confirmó que se había filmado un beso gay, los espectadores no pudieron verlo porque los productores decidieron cortar la escena.

Para muchos espectadores de telenovelas, la primera vez que vieron un beso entre personajes del mismo sexo probablemente habrá sido el beso en 2013 entre Félix Khoury (el hijo en el closet de un padre virulentamente homofóbico) y Niko Corona en “Rastros de Mentiras”, una popular telenovela brasileña que se transmitió por toda la región y cuya representación del afecto entre personas del mismo sexo fue noticia internacional.

CUÁL SERÁ EL IMPACTO DE #ARISTEMO?

Incluso teniendo una comprensión superficial de cómo las telenovelas han lidiado con temas LGBTQ en el pasado, se hace más fácil entender por qué “El Corazón Nunca Se Equivoca”, cuyos protagonistas adolescentes del mismo sexo abiertamente llevan una relación amorosa que consiste en algo más que insinuaciones, ser tan alterador de paradigma.

Teniendo una idea de cómo las telenovelas han resuelto los temas LGBTQ en el pasado, se vuelve más fácil entender por qué “El Corazón Nunca Se Equivoca”, cuyos protagonistas adolescentes abiertamente llevan una relación amorosa que consiste en algo más que insinuaciones, es tan innovadora.

“No hay nada mejor que verse retratado en la televisión o en los medios de comunicación para darte cuenta de que no estás solo en el mundo”, dijo Sosa, quien ahora dirige la Unity Coalition, con sede en Miami. “Así que creo que telenovelas como esta y personajes como Aris y Temo solo pueden ayudar. Ayudará a las abuelitas a entender a sus nietos; ayudará a los padres a comprender a sus hijos; y ayudará a las hijas a entenderse a sí mismas”.

Al presentar el amor entre dos chicos adolescentes como el motivo principal, y al incluir también a figuras paternas que apoyan ese amor, “El Corazón Nunca Se Equivoca” ofrece presentaciones no tradicionales de la masculinidad que desafían la influencia importante del machismo en la cultura hispana, según activistas. Y el hecho de que ese tipo de mensaje sea parte de una telenovela es especialmente significativo, dado el influyente rol que las telenovelas tienen en el mundo del entretenimiento en español.

“Las telenovelas son un lenguaje común para personas de diferentes países latinoamericanos”, dijo la doctora Yolanda Martínez-San Miguel, profesora en la Universidad de Miami, cuyos intereses incluyen los estudios queer y latinos. “Es un género único. Es algo que todos ven y que expone a toda la familia. [...] Entonces se convierte en una oportunidad para que la gente hable sobre estos temas”.

Agregó: “Me imagino que, para muchas personas que están cuestionando o tal vez pensando en su identidad, ver una telenovela con una relación gay les permitiría tener una formación totalmente diferente de, digamos, jóvenes en el pasado que nunca vieron eso representado en una telenovela y siempre pensaron que cualquiera que sea su identidad nunca sería visible en la televisión”.

Sosa, el televidente, está de acuerdo.

“Hubiera sido muy positivo para mi y muchos otros muchachos y muchahcas poder ver algo como esto”, dijo. “Creo que es muy importante para nuestra comunidad latina ver que el mundo no se acaba si tu hijo o hija es gay. El cielo no se va a caer, Dios no te amará menos. Ese es el mensaje que realmente quiero transmitir”.

A pesar de los serios avances en la lucha por los derechos LGBTQ en América Latina, los activistas dicen que la representación positiva en los medios es algo que la comunidad queer sigue necesitando. La legislación progresista en asuntos como la igualdad matrimonial y la adopción por parejas del mismo sexo, por ejemplo, no ha impedido que la región tenga una de las tasas de violencia más altas contra las personas LGBTQ en el mundo.

Esa situación paradójica es un recordatorio de que ninguna ley puede eliminar la homofobia y la transfobia.

“A veces hay una desconexión entre la representación cultural que establece cuál podría ser el mejor escenario posible mientras la sociedad todavía está luchando por ello”, dijo Martínez-San Miguel, profesor de UM. “[El Corazón Nunca Se Equivoca] es un primer paso, pero hay mucho trabajo por hacer”.

Lautaro Grinspan is a bilingual reporter at the Miami Herald and el Nuevo Herald. He is also a Report for America corps member. Lautaro Grinspan es un periodista bilingüe de el Nuevo Herald y del Miami Herald, así como miembro de Report for America.
  Comentarios