Noticias

Gobierno y oposición discuten sobre seguridad ciudadana en Venezuela

Autoridades oficialistas y de la oposición se reunieron este sábado en una inusual cooperación mutua para discutir medidas de ataque contra la inseguridad ciudadana en Venezuela, que se ha convertido en la principal preocupación de los venezolanos.

El vicepresidente Elías Jaua inauguró una sesión extraordinaria del consejo federal de gobierno, que convocó a ministros, alcaldes, gobernadores y representantes de organizaciones comunales, para analizar planes para reducir la inseguridad, principalmente dirigidos a la prevención y la actuación policial.

"Consideramos, desde el gobierno bolivariano, que (la inseguridad) es un problema importante, grave, para el desarrollo, bienestar y el buen vivir de nuestro pueblo'', dijo Jaua al inaugurar la reunión, destacando que las demás autoridades y la sociedad también son "corresponsables''.

La creciente inseguridad es la mayor angustia de los venezolanos y una de las principales demandas de los opositores al presidente Hugo Chávez, quienes saludaron el encuentro aunque exigen el pago de recursos pendientes y una mayor cooperación de las instituciones y de sus homólogos oficialistas.

"Pediremos que se reconozca la legalidad de los gobernadores como primera autoridad independiente de las posiciones políticas, como lo establece la Constitución, y que se despoliticen los órganos del Estado'', dijo el opositor Henri Falcón, gobernador del estado Lara (oeste).

Sin embargo, oficialistas y opositores coincidieron en la necesidad de depurar los cuerpos policiales y aumentar el flujo de información entre ellos. Autoridades de ambos bandos propusieron además que políticas para mejorar la educación, las cárceles y luchar contra el desempleo son clave en la lucha por la seguridad del país.

El presidente Hugo Chávez, que tenía programado asistir a la cita, saludó la iniciativa y felicitó a las autoridades desde su cuenta en la red social Twitter.

"Es un ejemplo de cómo podemos trabajar en conjunto para asegurarle la vida a nuestro Pueblo!! Trabajo, trabajo y más trabajo!!'', escribió el mandatario.

Según cifras dadas por el ministro de Interior, Tareck El Aissami en una reciente comparecencia ante el Parlamento, en Venezuela hubo cerca de 14.000 asesinatos en 2010, es decir 48 por cada 100.000 habitantes, una cifra récord en el continente americano.

Pero quedó en duda si el gobierno, que no divulgaba cifras globales de homicidios desde 2005, comenzará a divulgar frecuentemente las estadísticas sobre criminalidad.

"Anualmente en todos los informes del ministerio del Interior se dan las cifras de criminalidad, pero no es política del gobierno seguir con un torneo de cifras necrofílicas, no queremos seguir contanto muertos'', dijo Jaua.

Durante la reunión, se expuso el avance de la policía nacional, creada hace poco más de un año con el énfasis en la previsión de delitos y la interacción con las organizaciones comunales, y que la oposición critica de "politizada''.

El nuevo cuerpo policial, que opera solo en algunas zonas de Caracas y depende directamente del ministerio del Interior, se expandirá a fines de 2012 a los 36 municipios más violentos del país, mientras "los cuerpos policiales de esos estados deberán ir replegándose a sus competencias como policías regionales'', prometió Jaua.

En Venezuela, las policías municipales y estatales se han vuelto incapaces de hacer frente a la creciente inseguridad, según analistas. La población, además, las percibe como corruptas.

El consejo federal de gobierno es una entidad creada por una ley de 2010 y que persigue "el desarrollo integral de las regiones y el fortalecimiento del Poder Popular en aras de facilitar la transición hacia el socialismo''.

Las autoridades de oposición han participado en las plenarias de este órgano de gobierno, pero fueron excluidos de su directiva, y en pocas oportunidades son convocados a reuniones con miembros del Ejecutivo.

  Comentarios