Elecciones

Gobernador de Florida: ganan candidatos de Bernie Sanders y Donald Trump

El candidato demócrata a gobernador de Florida Andrew Gillum (izquierda) y el candidato republicano Ron DeSantis.
El candidato demócrata a gobernador de Florida Andrew Gillum (izquierda) y el candidato republicano Ron DeSantis. Montaje de fotos de AP y TNS.

Los republicanos de Florida le dieron en la noche del martes un respaldo contundente al candidato republicano Ron DeSantis en las elecciones primarias a la Gobernación del estado, mientras los demócratas eligieron al alcalde de Tallahassee, Andrew Gillum, quien aparecía en tercer y cuarto lugar en las encuestas.

En un resultado esperado, el congresista republicano Ron DeSantis —que contó con el apoyo público del presidente Donald Trump— se llevó la nominación republicana con una amplia ventaja frente a su más cercano contrincante, Adam Putnam, el comisionado de Agricultura de Florida.

Con el 100 por ciento de los votos escrutados —más de 1.6 millones de votos en todo el estado—, DeSantis tuvo el 56.47 por ciento de la votación del estado (913,954 votos), frente a un 36.55 por ciento de Putnam (591,506).

“No siempre soy el tipo más popular en Washington, pero sí tuve el apoyo de alguien en Washington. Si caminas por Pennsylvania Avenue, él vive en la Casa Blanca, con las columnas en frente de él”, dijo DeSantis en el discurso de victoria. “Le agradezco por su apoyo y por creer en mí, gracias señor Presidente”.

Alcalde de Tallahassee Andrew Gillum celebra en la capital de Florida después de ganar la nominación demórcrata para gobernador el 29 de agosto de 2018.

El apoyo de Trump a DeSantis y las constantes entrevistas del candidato en la cadena FOX en las que defendió al presidente estadounidense le dieron la victoria a DeSantis sobre Putnam, quien gastó más de $37 millones en la campaña y en comerciales de televisión.

DeSantis, de línea dura en materia de inmigración, se enfrentará en las urnas contra Andrew Gillum el próximo 6 de noviembre, en las que se definirá el reemplazo del republicano Rick Scott, quien ganó ampliamente las primarias contra Roque “Rocky” De La Fuente y disputará en noviembre un escaño en el Senado de Estados Unidos frente el senador Bill Nelson.

En unos sorpresivos resultados, Gillum ganó la nominación demócrata en una estrecha jornada cabeza a cabeza contra la ex representante federal Gwen Graham. El alcalde de Tallahasse superó a su más cercana rival con una escasa diferencia de 3 por ciento y cerca de 45,000 votos.

Con más de 1.5 millones de votos en todo el estado, Gillum tenía el 34 por ciento de los votos (517,833), frente al 31.3 por ciento de su contrincante (472,914).

De ganar Gillum en las elecciones de noviembre, se convertiría en el primer gobernador negro de Florida.

“Estoy abrumado. Hubo solo unas pocas personas que dijeron que este momento no sería posible. Y luego hubo algunos más que creyeron que esto era posible”, dijo Gillum después de su triunfo inesperado en las primarias.

El progresista Gillum construyó un devoto grupo de seguidores, muchos de ellos jóvenes y afroamericanos, y también de la comunidad LGBTQ, que respaldaron en las urnas su mensaje de campaña de justicia social y apelando a la creciente diversidad en la Florida.

El senador y ex precandidato presidencial demócrata Bernie Sanders respaldó la candidatura de Gillum y en un acto de campaña la semana pasada en Tampa instó a los votantes a “transformar la política estatal eligiendo un progresista fuerte y enviar un mensaje que oiga todo el país”.

Por su parte, el ex alcalde de Miami Beach, Philip Levine, se quedó en el tercer puesto de la nominación demócrata con el 20 por ciento.

Siga a Catalina Ruiz Parra en Twitter: @catalinaruiz.

  Comentarios