Elecciones

Observadores electorales no tienen pistas de actividad ilegal en Broward, pese a alegatos de Scott

Brenda Snipes, Supervisora de Elecciones de Broward, dijo que más de una docena de boletas rechazadas se mezclaron de forma accidental con más de 200 boletas válidas.
Brenda Snipes, Supervisora de Elecciones de Broward, dijo que más de una docena de boletas rechazadas se mezclaron de forma accidental con más de 200 boletas válidas. South Florida Sun Sentinel

Observadores del Departamento de Elecciones de la Florida (DOE) ubicados en el Condado Broward para monitorear de cerca los resultados del 6 de noviembre no han visto ninguna evidencia de actividad ilegal en la administración de las elecciones de ese día, dijo un funcionario del DOE al Miami Herald.

Esta información, presentada pocas horas antes de que los departamentos de elecciones del estado den de forma extraoficial los resultados finales, contradice las acusaciones de los abogados de Rick Scott que alegan que hubo fraude en las oficinas de elecciones de Broward. Manifestantes republicanos protestaron el viernes frente a la oficina de elecciones del condado contra las supuesta irregularidades.

“Hasta ahora, nuestro personal no ha detectado ninguna evidencia de actividad delictiva”, le dijo el sábado al Herald Sarah Revell, portavoz del DOE.

Dos empleados de DOE han estado ubicados en Broward desde el 6 de noviembre para supervisar la administración de las elecciones, visitar los centros de votación y “asegurarse de que se cumplan todos los requisitos de la ley”.

Revell dijo que el personal del Departamento seguirá observando de cerca todo el proceso hasta que se dé a conocer la certificación de los resultados y negó que DOE tenga información que respalde las afirmaciones de Scott de que los funcionarios electorales de Broward podrían haber fabricado votos con la intención de echar por tierra su estrecha ventaja en la batalla que libra por un escaño en el Senado federal contra el demócrata Bill Nelson.

La campaña de Scott no ha presentado ninguna prueba que demuestre que hubo fraude en los condados Broward y Palm Beach, y tampoco ha respondido la solicitud del Herald de que comente sobre este temar. A Scott no se le ha informado de ningún hallazgo hecho por los monitores del DOE en Broward, según McKinley Lewis, portavoz del gobernador.

Sin embargo, la falta de evidencia oficial no ha detenido las afirmaciones de Scott de que ha habido fraude.

“Cosas malas han ocurrido en el Condado Broward”, le dijo el presidente Donald Trump al cuerpo de prensa de la Casa Blanca. “Cosas realmente malas”, agregó. Trump también dejó entrever que Brenda Snipes, supervisora de Elecciones de Broward, pudo haber tratado de “robar” sus elecciones presidenciales en el 2016, sin tampoco dar ninguna prueba concreta.

Los manifestantes que se concentraron el viernes a las afueras de la oficina de Supervición de elecciones de Broward, en Lauderhill, acusaban a Snipes de tratar de haberse robado los comicios y coreaban: “Hay que meterla presa”.


Snipes dijo el viernes que más de una docena de boletas rechazadas se mezclaron de forma accidental con más de 200 boletas válidas, lo que creó una situación caótica donde los votos buenos se tiraron a la basura y los malos se contaron. “Las boletas no se pueden identificar”, confirmó Snipes.

El sábado, Snipes pidió que todas las boletas debían contarse.

En años recientes ha habido otros errores vergonzosos que han empañado la imagen de la supervisora de elecciones. En mayo, el secretario de Estado de la Florida anunció su plan para aumentar la supervisión electoral, después que una corte determinó que Brenda Snipes violó la ley cuando autorizó la destrucción de boletas que pertenecían a un reñida contienda en las elecciones de 2016.

Los reporteros del Miami Herald Alex Harris y Martin Vassolo contribuyeron con este reportaje.

  Comentarios