Elecciones

Trump habla de robo electoral, Gillum retracta su concesión de victoria. DeSantis y Scott callan

El republicano Ron DeSantis (centro) contó con el respaldo del presidente Donald Trump en toda la campaña electoral contra su rival, el demócrata Andrew Gillum (der.)
El republicano Ron DeSantis (centro) contó con el respaldo del presidente Donald Trump en toda la campaña electoral contra su rival, el demócrata Andrew Gillum (der.)

La decisión de las autoridades electorales de Florida de ordenar un recuento de votos para las reñidas contiendas a gobernador y al Senado federal desató una tormenta política en la que intervino hasta el presidente Donald Trump.

Minutos después de que el secretario de estado Ken Detzner dio el sábado la orden de proceder con el recuento, Trump dijo en su cuenta de Twitter que “están tratando de robar dos grandes elecciones en Florida”, sin mencionar nombres en específico.

“Estamos vigilando de cerca”, advirtió el presidente Trump.

Trump hace referencia al recuento que se hará en dos elecciones claves: gobernación por Florida, que el martes daba como ganador al republicano Ron DeSantis frente al demócrata Andrew Gillum, y al senado federal, en la que Rick Scott declaró su victoria frente al senador Bill Nelson en la madrugada del miércoles, a pesar de que los resultados oficiales no lo declaraban como tal.

Los resultados extraoficiales mostraron el sábado que para la gobernación, DeSantis aventajaba a Gillum con menos de 0.41 puntos porcentuales, y para el Senado Scott superaba a Nelson por solo 0.15 puntos porcentuales. Ambas diferencias de votos eran menores a la mínimas requeridas para desatar automáticamente un nuevo conteo.

Gillum, alcalde de Tallahassee, reaccionó el sábado casi de inmediato y retractó su concesión de victoria a Scott.

“Estoy reemplazando mi concesión anterior con un llamado sin remordimientos y absoluto para que cada voto sea contado”, dijo el demócrata. “Todavía hay votos pendientes. Incluso cierta incertidumbre sobre el número total de votos”, agregó.

Gillum citó una rueda de prensa en Tallahassee en la que condenó los comentarios de Trump, el gobernador saliente Rick Scott y el senador Marco Rubio, quienes han abogado públicamente por la culminación del proceso de conteo.

“En Estados Unidos contamos todos los votos, independientemente de cuál sea el resultado”, aseguró.


Por su parte, el senador Bill Nelson, quien busca su tercera reelección en el escaño en el Senado federal que ocupa desde el 2000, se mostró confiado en que el recuento le dará la victoria.

“Tenemos todas las expectativas de que el recuento sea completo y justo y continuaremos tomando medidas para garantizar que cada voto se cuente sin interferencias ni esfuerzos para socavar el proceso democrático. Creemos que cuando se cuentan todas las boletas legales, ganaremos esta elección”, dijo en un comunicado.

Mientras tanto, los republicanos DeSantis, quien contó en la campaña con el total respaldo de Trump, y Scott no se han pronunciado después que las autoridades electorales ordenaron el recuento de los votos para ambas contiendas.

La reportera del Miami Herald Elizabeth Koh contribuyó con este reporte.

  Comentarios