Elecciones

Scott presenta nuevas demandas por elecciones. Palm Beach: ‘es imposible’ terminar a tiempo

An elections observer oversees the recount process in Palm Beach County on Saturday.
An elections observer oversees the recount process in Palm Beach County on Saturday. NYT

El candidato a senador federal y actual gobernador de Florida, Rick Scott, presentó el domingo tres demandas contra los supervisores electorales de dos condados del surde la Florida, en una de las cuales alega que se han contado votos después de la fecha límite.

En la primera demanda, la campaña de Scott señala que la supervisora electoral del Condado Broward, Brenda Snipes, ha permitido que se tabulen votos después de la fecha límite del sábado al mediodía y pide que esos votos no se tomen en cuenta en el recuento que se realiza.

En las otras dos querellas, la campaña del candidato republicano pide que una vez concluido el recuento de los votos, que está fijado para el próximo jueves, los escáneres y las papeletas de votación de los condados Broward y Palm Beach se “confisquen”, según reportes de la agencia EFE.

El senador demócrata Bill Nelson, que compite con Scott, señaló que estas demandas de alguna manera son un movimiento para “tratar de evitar que los votantes tengan su boleta legal contada tal como se espera”.

“Está haciendo esto por la misma razón por la que ha estado haciendo declaraciones falsas e histéricas sobre fraude electoral: Le preocupa que cuando se cuenten todos los votos pierda esta elección”, agregó el senador, que aspira a la reelección.

“Es imposible” terminar a tiempo

La supervisora de elecciones del Condado Palm Beach, Susan Bucher, declaró el domingo a la cadena CNN que es “imposible” terminar el recuento para la fecha prevista del jueves 15 de noviembre.

El presidente del Partido Republicano del Condado Palm Beach, Michael Barnett dijo que eso era una “buena noticia” para los republicanos porque sus candidatos iban al frente en el recuento.

“Si no pueden terminar en la fecha límite, entonces el secretario de Estado [de Florida] pudiera certificar las elecciones a favor de nuestros candidatos”, dijo Barnett.

Los voluntarios están usando ocho máquinas en Palm Beach para el recuendo de cientos de miles de boletas.

Ante el estrecho margen en varias contiendas electorales, entre ellas a senador, gobernador y comisionado de Agricultura, el secretario de Estado, Ken Detzner, ordenó el sábado el recuento de las más de 8 millones de boletas que se sufragaron el martes.

La ley de Florida establece la obligatoriedad de volver a contar todos los votos cuando la diferencia entre dos candidatos es de 0.50 puntos o menos al finalizar el escrutinio, e incluso obliga a contarlos manualmente si es de 0.25 puntos o menos.

La presentación de las demandas por parte de Scott ocurre después que en una entrevista a la cadena Fox afirmó, sin brindar pruebas, de que “el senador Nelson está tratando de cometer fraude para ganar esta elección”.

Añadió que pidió vigilancia del proceso tanto a la secretaría de Estado de Florida como a la Policía Estatal de la Florida (FDLW), entidades que hasta el momento no han encontrado indicios de fraude o hecho delictivo y, por ende, no tienen una investigación en curso.

La gran mayoría de los 67 condados de Florida comenzaron este domingo, aunque Miami-Dade lo inició incluso la tarde del sábado, el monumental proceso de recuento de boletas, la mayoría sin contratiempos, salvo en Broward, donde un problema mecánico retrasó la tarea unas cuatro horas.

El domingo, como en días anteriores, se habían apostado decenas de manifestantes, en su mayoría seguidores del presidente Donald Trump, frente a la sede del Departamento de Elecciones de Broward para expresar su rechazo a la gestión de Snipes.

El sábado, el presidente Trump usó su cuenta de Twitter para denunciar un “robo” en las carreras a gobernador y senador en Florida, sin ofrecer pruebas.

  Comentarios