Elecciones

Nueva demanda puede extender el recuento, Broward por fin comienza a contar sus boletas

El recuento de boletas en las elecciones intermedias en la Florida continuó desarrollándose el martes con nuevos giros, en momentos que la asediada supervisora de Elecciones de Broward finalmente comenzó a contar las boletas y los candidatos presentaron nuevas demandas para impugnar las leyes estatales que rigen el proceso.

Brenda Snipes, la supervisora de Elecciones de Broward, quien anunció que probablemente no se postulará de nuevo al cargo cuando su período termine en el 2020, dijo que su despacho comenzó a contar más de 700,000 boletas poco después del martes al mediodía, mientras los empleados clasificaban las boletas de las tres contiendas relevantes en el estado: la de gobernador, la del Senado federal y el comisionado de Agricultura.

Aunque Broward comenzó el recuento tres días después que Miami-Dade empezara a prepararse para el recuento de más de 800,000 boletas, Snipes dijo que confiaba en que su despacho terminaría antes del tope del jueves a las 3 de la tarde, cuando debe entregar a las autoridades estatales los resultados del recuento con las máquinas. Eso se debe a que Broward tiene menos votos que contar que Miami-Dade y usa máquinas de alta velocidad.

“No hemos incumplido ninguna fecha tope”, dijo Snipes.

Sp_Broward election recount CC 3.jpg
Empleados electorales cuentan votos el martes 13 de noviembre del 2018 en la oficina de la Supervisora de Elecciones de Broward, en Lauderhill, Florida. Christian Colón ccolon@mcclatchy.com

Sin embargo, el Departamento de Elecciones de Miami-Dade anunció que había concluido el recuento de todas las boletas, excepto en las que los electores marcaron los dos candidatos en una contienda o dejaron los dos espacios en blanco. Los empleados de elecciones todavía tienen que identificar boletas que debieron ser parte del recuento pero por alguna razón no se incluyeron, dijo un portavoz.

Siguen las demandas

A medida que el recuento continuaba en los 67 condados de la Florida, los candidatos aceleraron sus demandas ante los tribunales: el senador Bill Nelson, el titular demócrata, sigue por detrás del gobernador Rick Scott por un margen mínimo y presentó una demanda federal para impedir que las autoridades estatales desestimen boletas marcadas de forma no aceptable, siempre que la intención del elector quede clara.

Nelson ofreció una conferencia de prensa el martes en Washington DC, en que también participó el senador Chuck Schumer, también demócrata y líder de la minoría en el Senado.

Schumer mostró un tono de confianza cautelosa al dar a Nelson “probabilidades mucho mayores de 50 por ciento” de ganar la reelección si el recuento se realiza “como debe ser”, aunque no ofreció ninguna prueba de que Nelson pueda remontar un déficit de votos mucho mayor que en cualquier recuento estatal en la historia reciente de Estados Unidos.

Hablando a los reporteros en el Capitolio, Schumer y Nelson declinaron responder preguntas sobre la nueva demanda. La campaña de Nelson también ha demandado al Departamento de Estado de la Florida en un esfuerzo por contar las boletas por correo marcadas como enviadas antes del 6 de noviembre, pero que no se entregaron antes que las urnas cerraran.

Sp_election1 center lnew cmg.jpg
El centro lectura de boletas del Departamento de Elecciones de Miami-Dade estaba casi desierto el 13 de noviembre del 2018. C.M. GUERRER0 cmguerrero@elnuevoherald.com

Los demócratas también pidieron a Scott que se separara del proceso de recuento, después que el gobernador pidiera a la policía estatal que investigara alegaciones no fundamentadas de fraude electoral. Después que la Policía Estatal de la Florida (FDLE) dijo que no estaba investigando las alegaciones de Scott, la procuradora general Pam Bondi exhortó públicamente a la agencia a investigar las alegaciones de fraude del gobernador en Broward y Palm Beach.

El martes, el comisionado de la FDLE dijo que estaba “profundamente preocupado” de que Bondi pensara que no iba a investigar casos potenciales de fraude electoral.

En una carta enviada el lunes a Bondi, el comisionado Rick Swearingen escribió que su despacho estaba trabajando con la secretaría de Estado estatal y agencias locales, estatales y federales para verificar quejas, y que ya se había iniciado una “investigación preliminar” antes que Bondi lo criticara por no tomar en cuenta alegaciones no definidas de fraude electoral, reportó la agencia News Service of Florida.

Scott, quien se ha declarado ganador en su carrera, también mencionó el fraude electoral en una demanda en que pidió a un juez de Broward que se vigilaran las máquinas de tabulación en Broward, territorio fuertemente demócrata.

La demanda del gobernador llevó a un arreglo y abogados que representan a las campañas de Scott y Nelson aceptaron que se envíen tres policías adicionales a supervisar el recuento en Broward.

“Tristemente, ha quedado en claro que mi oponente no está interesado en asegurar que cada voto legal se cuente”, dijo Nelson. “En su lugar, él [Scott] ha usado su poder como gobernador para tratar de socavar el proceso electoral”.

Schumer dijo que el recuento debe continuar más allá del jueves si las autoridades electorales condales no terminan de contar los votos.

Un juez de circuito del Condado Leon emitió una orden que extiende la fecha tope del recuento en Palm Beach al 20 de noviembre, cinco días después de la fecha original, que es este jueves a las 3 de la tarde, reportó el diario Palm Beach Post.

La orden del juez habría sido resultado de una demanda presentada por el demócrata Jim Bonfiglio, quien está postulado contra el republicano Mike Caruso por el Distrito 89 de la Cámara estatal. Bonfiglio está perdiendo ante Caruso por 37 votos.

Una extensión del recuento permitiría a la supervisora de Elecciones de Palm Beach, Susan Bucher, finalizar el recuento. Bucher dijo esta semana que su despacho no podría cumplir la fecha tope para las tres carreras estatales y que solamente podría terminar el recuento de la carrera por el Senado.

De las tres contiendas estatales sometidas a recuento, los resultados no oficiales muestran que Scott lidera a Nelson por 0.14 puntos porcentuales, o 12,562 votos. En la carrera para comisionado de Agricultura, la demócrata Nikki Fried le lleva 5,326 votos de ventaja al republicano Matt Caldwell, equivalente a 0.07 por ciento. La carrera por la gobernación tiene más probabilidades de no llegar al umbral que lleve a un recuento manual: el republicano Ron DeSantis aventaja por 0.41 por ciento, equivalente a 33,684 votos, al demócrata Andrew Gillum.

Los redactores Douglas Hanks, Alex Harris y Martin Vassolo, del Miami Herald, contribuyeron a este reportaje.

  Comentarios