Elecciones

Supervisora de Broward contradice a su abogado: Boletas nulas ‘no se contaron’

La asediada supervisora de Elecciones de Broward, que ha tenido que enfrentar interrogantes sobre la competencia de su departamento, al parecer contradijo el martes a su abogado mientras trataba de restar importancia a reportes donde se indica que incluyó boletas nulas en los totales enviados durante el fin de semana a las autoridades estatales.

Brenda Snipes, jefa electoral del segundo mayor condado de Florida, se presentó en CNN el martes a eso de las 9:30 p.m. y le dijo al presentador Chris Cuomo que su despacho no incluyó 205 boletas provisionales, entre las que había unas 20 boletas nulas, en los totales no oficiales enviados por Broward a las autoridades estatales el sábado pasado.

“Esas boletas nunca se contaron”, dijo. “Esas boletas fueron separadas. No se han contado”.

Mientras su departamento trabajaba para llegar a la fecha tope del sábado en la tarde para enviar al estado los totales no oficiales, Snipes decidió revisar administrativamente 205 boletas, sacándolas de los sobres con identificación en que llegaron.

Cuando abogados republicanos objetaron, Snipes aceptó entregar las boletas en cuestión a la junta de supervisión electoral de Broward, formada por tres personas encargadas de revisar las boletas de ausente y provisionales, y de monitorear el proceso del recuento. La junta rechazó unas 20 de esas boletas por infracciones como discrepancias entre la firma de los electores en el sobre y la firma que aparece en el registro electoral del estado.

Como Snipes había mezclado las boletas, algo que imposibilita identificarlas, la junta supervisora tenía al dilema de aceptar unas pocas boletas nulas o rechazarlas todas. Snipes recomendó el sábado que la junta supervisora aceptara todas las boletas, alegando que sería ilógico quitar el derecho al voto a la mayoría de esos electores por unos pocos. La junta nunca informó públicamente su decisión, pero abogados de los candidatos tanto demócratas como republicanos dijeron que, según entendían, todo el grupo de boletas se había incluido.

En medio de la incertidumbre, Eugene Pettis, el abogado que representa a Snipes en las demandas de las que ella forma parte, dijo a los reporteros después de la fecha tope de entrega el sábado pasado que la junta sí había incluido las 205 boletas provisionales en el conteo.

“Las 205 boletas provisionales previamente abiertas, ¿están incluidas en las cifras que se enviaron al estado o no?”, preguntó un reportero.

“Sí, están incluidas”, respondió Pettis.

Dotie Joseph, otro abogado que representa a Snipes, agregó que las boletas “han sido procesadas por la junta supervisora”.

Hablando en CNN el martes por la noche, Snipes volvió a plantear su postura de que las boletas debieron contarse porque los electores estaban debidamente inscritos y solamente se rechazaron por razones de procedimiento. Pero agregó que la decisión no fue de ella solamente.

Republicanos prominentes, como el senador federal floridano Marco Rubio, se refirieron a reportes sobre los problemas con las boletas provisionales como pruebas adicionales de que no se podía confiar en la jefa electoral de Broward para supervisar el conteo de unas 700,000 boletas.

La oficina de Snipes fue acusada por el gobernador republicano Rick Scott de potencialmente haber cometido un “fraude rampante” después que dijo Broward se negó a entregar a la campaña de Scott tabulaciones de votos al concluir los comicios. Mientras Broward y Palm Beach, dos condados fuertemente demócratas, continuaban contando las boletas de ausente y provisionales en los días posteriores a la elección, Scott y candidatos republicanos en otras dos contiendas estatales vieron disminuir su ventaja y, en el caso de la carrera de comisionado de Agricultura, incluso desaparecer.

En este momento se realiza el recuento de las boletas en las contiendas por el Senado federal, la gobernación de Florida y el comisionado de Agricultura. Esos resultados deben entregarse a las autoridades estatales este jueves a las 3 de la tarde. Si el margen entre los candidatos en una contienda es menor de 0.25 puntos porcentuales después que se complete el recuento con las máquinas, el secretario de Estado de la Florida ordenará un recuento manual en los casos en que se marcaron dos candidatos o cuando no se marcó ninguno en una contienda, así como casos donde las máquinas identificaron carios votos en una misma contienda o no seleccionaron ninguno.

Snipes, quien admitió “problemas” en su departamento durante los comicios de mitad de período, dijo que tal vez no busque la reelección en el 2020. Pero el martes por la noche en CNN, negó que al menos uno de los artículos negativos que se han escrito sobre ella recientemente.

“Eran 25 las boletas en cuestión, no 21, y esas 25 boletas no se habían contado hasta hoy”, dijo Snipes en CNN. “Esas boletas, según entiendo, provenían de votantes válidos en Broward, y creo que a cada elector se le debe dar una oportunidad justa para que se emita su voto, pero no queremos que ese voto se emita ilegalmente. Si la boleta no cumple con los estándares, eso es una cosa, pero si se ha determinado que las boletas provienen de votantes registrados reales que cumplieron con todos los criterios de ser un votante registrado y se comportaron como votantes registrados, esas boletas deben contarse”.

  Comentarios