Elecciones

Florida ordena primer recuento manual en su historia. DeSantis es el próximo gobernador

DeSantis celebra su victoria en la contienda por la gubernatura de Florida

El candidato republicano a la gubernatura de Florida, Ron DeSantis, celebró su victoria tras una dura contienda frente al demócrata Andrew Gillum, en las elecciones del 6 de noviembre de 2018.
Up Next
El candidato republicano a la gubernatura de Florida, Ron DeSantis, celebró su victoria tras una dura contienda frente al demócrata Andrew Gillum, en las elecciones del 6 de noviembre de 2018.

Un recuento manual sin precedentes ya comenzó en el Estado del Sol, que prolonga una cerrada batalla partidista por cada voto en la crucial carrera por el Senado federal en la Florida.

Pero, excepto si hay una impugnación ante los tribunales, la carrera por la gobernación está decidida.

Después de un recuento con máquinas, que duró cinco días, de los más de 8.3 millones de votos emitidos en las elecciones del 6 de noviembre, el secretario de Estado floridano Ken Detzner ordenó el jueves por la tarde recuentos manuales en la carrera entre el senador federal Bill Nelson y el gobernador Rick Scott, y también en la carrera para comisionado de Agricultura, entre Nicole “Nikki” Fried and Matt Caldwell.

La carrera por la gobernación, que fue sometida al recuento con máquinas, estaba fuera del margen que provoca un recuento manual, lo que convierte al candidato republicano Ron DeSantis, en gobernador electo.

“Acepto con humildad y honor el apoyo que el pueblo de la Florida me ha mostrado en momentos que me preparo para ser su próximo gobernador”, dijo DeSantis en un comunicado. Agregó que la campaña ahora debe terminar para que “podamos dedicarnos a gobernar y a unir al pueblo para asegurar el futuro de la Florida”.

Sp_Election2018Florida (4).JPG
Un observadora republicana observa mientras un empleado electoral del Condado Palm Beach revisa varias boletas dañadas, en una imagen del 15 de noviembre del 2018 en West Palm Beach, Florida. Wilfredo Lee AP

La orden de Detzner da a las juntas de supervisión electoral de los 67 condados del estado tres días para revisar miles de boletas rechazadas por las máquinas porque tenían marcados los dos candidatos, o ninguno de los dos marcados, en una carrera. Basándose en una guía estatal, las juntas de supervisión, que pueden contar con la ayuda de voluntarios, tratarán de determinar por qué candidato planeaban votar estas personas

La carrera entre Nelson y Scott sigue estando en extremo apretada, y las dos campañas siguieron batallando en los tribunales el jueves por boletas y fechas tope, lo que pudiera decidir cuántos votos se incluyen en el recuento manual y cuánto tiempo tienen los supervisores para contarlos. Después del recuento automático de los últimos días, los nuevos totales muestran que Scott aventaja a Nelson por 12,603 votos, un aumento mínimo en comparación con la ventaja que tenía el sábado pasado.

A medida que las cifras se fueron actualizando, Scott emitió un comunicado en que pidió a Nelson que solicitara poner fin al recuento manual y reconociera su derrota. Según las leyes de la Florida, Nelson, quien quedó aún más atrás de Scott en el conteo automático, puede detener el recuento manual si así lo solicita.

“La semana pasada, los electores de la Florida me eligieron como su próximo senador federal, y ahora estas boletas se han contado dos veces”, dijo Scott. “Me siento tremendamente orgulloso y agradecido por la oportunidad de servir a la Florida en Washington. Nuestro estado necesita seguir avanzando. Hace falta dejar esta elección atrás y es hora de que Bill Nelson respete la voluntad de los electores y ponga fin a este proceso, en vez de tener otro recuento de votos, que dará el mismo resultado, y significará una mayor vergüenza al estado que todos amamos y hemos servido”.

Las oportunidades de Nelson de borrar la diferencia depende en lo fundamental de si puede acumular una cantidad significativa de votos adicionales en el recuento manual, y si también convencer a miles de electores a quienes les rechazaron sus boletas enviadas por correo y boletas provisionales para que aprovechen una nueva oportunidad para solucionar problemas con las firmas que provocaron la anulación de sus votos. El jueves en Tallahassee, el juez federal de distrito Mark Walker dio a los electores cuyas boletas fueron rechazadas por problemas de firmas hasta el viernes a las 5 de la tarde para solucionar la situación.

Hay más de 4,000 de esos electores, quizás más.

Del mismo modo, no está del todo claro cuántas personas votaron por los dos candidatos o por ninguno de ellos en la contienda por el senado de EEUU. Un análisis del Herald /Times de los datos estatales y condales muestra que el número podría estar entre 35,000 y 118,000, pero la determinación de si alguna de esas boletas se contará — y la capacidad de los supervisores de elecciones del estado para analizar todas las boletas — será crucial para la posible oportunidad de Nelson de mantener su escaño.

“Sigo esperando que el margen de 12,500 [votos] continúe bajando y finalmente desaparezca por completo”, dijo en una conferencia telefónica en la tarde Marc Elias, abogado en las elecciones por la campaña de Nelson.

Citó la decisión de Walker en Tallahassee, una demanda pendiente sobre las boletas enviadas por correo antes del día de las elecciones, y el recuento manual como factores que cree que reducirán la brecha. Elias dijo sobre el recuento manual: “en última instancia, creo que no solo reduciremos el margen, sino que también podremos revertirlo por completo”.

La orden del jueves era esperada por al menos una semana. Los supervisores de elecciones en todo el estado comenzaron a prepararse para los recuentos automáticos en las horas posteriores a la clausura de las urnas los comicios de medio término, ya que los resultados finales de los condados fuertemente demócratas de Broward y Palm Beach redujeron la ventaja de Scott, Caldwell y el candidato a gobernador por el Partido Republicano, Ron DeSantis.

Sp_Election2018Florida (2).JPG
Susan Bucher (con la chaqueta azul), supervisora de Elecciones de Palm Beach, mira la hora mientras habla con una empleada durante el recuento, el 15 de noviembre del 2018 en West Palm Beach, Florida. Wilfredo Lee AP

La ventaja de DeSantis se mantenía el jueves cuando los condados informaron sus resultados, manteniéndolo por encima del umbral del 0.25 y lo convertían en el gobernador electo de la Florida a menos de que Andrew Gillum presente un desafío legal. Pero, como se esperaba, los márgenes en las batallas por el Senado de EEUU y la de comisionado de Agricultura se mantenían por debajo de ese umbral, lo que requiere recuentos manuales de los votos en que se marcaron a los dos candidatos o no se marcó ninguno.

Ahora, las juntas de escrutinio y los equipos de al menos dos voluntarios — con al menos un republicano y un demócrata en cada equipo — analizarán miles de boletas e informarán a Detzner. La ley estatal requiere que las juntas de escrutinio del estado concluyan ese proceso para el domingo, de modo que la comisión de escrutinio de las elecciones de Florida pueda certificar los resultados de la elección para el martes.

Gillum, por su parte, aún no ha declarado derrota.

“Un voto denegado es justicia denegada: el estado de Florida debe contar cada voto emitido legalmente”, dijo Gillum en una declaración. “Como lo dejan claro los informes no oficiales de hoy y los recientes procedimientos judiciales, hay decenas de miles de votos que aún no se han contado. Planeamos hacer todo lo posible para asegurar que cada voz se escuche en este proceso. Los votantes deben saber que su decisión de participar en esta elección, y en cada elección, es importante. No se terminará hasta que se cuenten todos los votos emitidos legalmente”.

En la contienda por el comisionado de Agricultura, la demócrata Nicole “Nikki” Fried emergió del recuento con máquinas con una ventaja de 5,307 votos: un 50.03 por ciento frente a su oponente, el representante Matt Caldwell, con el 49.97 por ciento. Fried, quien podría ser la única demócrata electa a nivel estatal, una vez más se declaró victorioso.

“Aunque seré la única miembro de mi partido en el Gabinete, regiré en base a mis valores y seré una voz para los temas prioritarios que van más allá del partidismo, prioridades compartidas por los floridanos”, dijo Fried. “Nos mantenemos totalmente enfocados en crear un equipo de transición sólido para asegurarnos de que estamos preparados para enfrentar los desafíos en los próximos meses y brindar resultados a todos en Florida”.

Steve Contorno, reportero del Tampa Bay Times, Samantha Gross y Kyra Gurney, reporteras del Miami Herald, y Caitlin Ostroff, de McClatchy, contribuyeron a este artículo.

  Comentarios