Elecciones

Clinton y Sanders chocan sobre sus propuestas en inmigración

Los aspirantes a ser el nominado del Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre en EEUU, Hillary Clinton y Bernie Sanders, reflejaron este jueves sus diferencias en materia migratoria, a la vez que cruzaron acusaciones sobre sus respectivos historiales en esta cuestión.

Tras las elecciones primarias de Nuevo Hampshire el pasado martes, en las que Sanders se impuso por un amplio margen sobre Clinton, las próximas paradas para los demócratas son Nevada y Carolina del Sur, con gran presencia de minorías, por lo que las cuestiones raciales y la inmigración centraron buena parte del debate del jueves por la noche.

“Yo voté a favor de una reforma migratoria integral cuando estaba en el Senado; el senador Sanders votó en contra”, recriminó a su adversario la ex secretaria de Estado y exsenadora por Nueva York Hillary Clinton, quien, según las encuestas, goza de mayor popularidad que Sanders entre negros y latinos.

El senador por Vermont respondió recordando que grandes organizaciones latinas también se opusieron entonces a la reforma porque no garantizaba condiciones laborales de los inmigrantes y podía llevar a casos de explotación, y pidió la regularización de los 11 millones de indocumentados que se calcula residen en EEUU

Además, Sanders insistió en sus críticas a parte de las políticas migratorias del presidente de EEUU, Barack Obama, especialmente con las deportaciones de inmigrantes llevadas a cabo a principios de este año.

“Cuando vemos a gente huyendo de Honduras y países con tantos problemas de violencia en Centroamérica, no creo que los debamos echar”, sentenció el senador, a lo que Clinton respondió que “hay que mandar el mensaje a las familias de Centroamérica de que no envíen a sus hijos a este viaje tan peligroso”.

“No sé a quién estás mandando un mensaje. Estos son niños que huyen de la guerra”, le afeó Sanders.

  Comentarios