Estados Unidos

Cientos pueden haber votado indebidamente en Texas

Un letrero informa a los electores que deben presentar una identificación con foto para poder votar, en una imagen de marzo del 2016 en Arlington, Texas.
Un letrero informa a los electores que deben presentar una identificación con foto para poder votar, en una imagen de marzo del 2016 en Arlington, Texas. AP

Autoridades electorales de Texas han reconocido que se permitió a cientos de personas soslayar la ley de identificación electoral más estricta del país y votar indebidamente en las elecciones presidenciales de noviembre firmando una declaración jurada en vez de mostrar una credencial con fotografía.

Los responsables electorales de dos de los mayores condados de Texas estudian ahora la posibilidad de referir los casos a fiscales locales, quienes pudieran encausarlos por perjurio o infracciones a la ley electoral. Autoridades en muchas otras zonas dicen que sencillamente dejarán pasar los errores, y se justifican diciendo que hubo mucha confusión entre el personal electoral y los votantes.


La ley electoral de Texas exige a los electores que muestren una de siete formas autorizadas de identificación para poder votar. La exigencia fue suavizada en agosto para permitir a personas con licencia de conducción y otras identificaciones con fotografía poder firmar una declaración jurada en que expresaban que tenían un impedimento para obtener las identificaciones requeridas.

Pero incluso después de aprobarse las declaraciones juradas, los electores con una identificación con foto aceptable tenían la obligación de mostrarla en sus lugares de votación.

Las revelaciones ocurrieron en momentos que el presidente Donald Trump alega con frecuencia que el sistema electoral del país es vulnerable al fraude. El presidente ha dicho repetidas veces, sin citar ninguna prueba, que hubiera ganado el voto popular si no fuera por los varios millones de inmigrantes indocumentados que votaron por Hillary Clinton.

Un análisis de The Associated Press de aproximadamente 13,500 declaraciones juradas presentadas en los mayores condados de Texas encontró al menos 500 casos en que a los electores se les permitió soslayar la ley con la firma de la declaración, y no presentaron una identificación con foto, a pesar de haber expresado que la tenían.

Otros usaron la declaración jurada para protestar contra la ley electoral.

Una declaración jurada presentada en el Condado Hidalgo, en la frontera de México con Texas, expresaba: “No quiero obedecer la exigencia del gobierno”. En el Condado Tarrant, un juez electoral señaló en una declaración jurada: “[El elector] tenía identificación con foto pero se negó a mostrarla”.

“Si vemos que alguien dice descaradamente que tiene identificación pero que se niega a mostrarla, entonces vamos a entregar el caso al fiscal de distrito”, dijo Stephen Vickers, subadministrador de Elecciones del Condado Tarrant, que incluye a Fort Worth. “Si trataron de usar la declaración para soslayar el sistema, eso lo considero una infracción”.

La revelaciones ocurren en momentos en que los republicanos alaban el caso de una mexicana sentenciada a 8 años de prisión por votar ilegalmente. Rosa María Ortega fue declarada culpable este mes de dos cargos de votar ilegalmente por alegaciones de que votó fraudulentamente cinco veces entre el 2005 y el 2014 en el Condado Tarrant. Su abogado ha dicho que Ortega era residente permanente en Estados Unidos y que erró al pensar que podía votar.

Las autoridades identificaron declaraciones juradas cuestionables en más de 20 condados de todo el estado.

En el Condado Tarrant hubo al menos dos docenas. en el Condado Bexar, donde está la ciudad de San Antonio, la máxima autoridad electoral calculó que un buena parte de las casi 600 declaraciones juradas presentadas debieron ser rechazadas y se debió haber indicado a los electores que usaran boletas provisionales en su lugar.

En el Condado Travis, que incluye a Austin, se identificaron 70 de estos casos entre aproximadamente 2,300 declaraciones juradas.

En el Condado Fort Bend, un suburbio de Houston, más de 15 por ciento de los electores que presentaron 313 declaraciones juradas afirmaron que tenían identificación con foto, pero que no tenían obligación de mostrarla a las autoridades electorales.

Una orden judicial del año pasado obligaba a las autoridades electorales a no cuestionar la razón de los electores para presentar una declaración jurada.

Los casos no son técnicamente fraude electoral porque las personas tenían que estar inscritas para votar con el fin de cumplir los requisitos para presentar la declaración jurada, dijo John Oldham, jefe de Elecciones del Condado Fort Bend.

  Comentarios