Estados Unidos

Excongresista Gifford apoya proyecto para proteger mujeres de violencia armas

La excongresista demócrata Gabrielle Giffords, que hace cuatro años sobrevivió a un atentado con un arma de fuego, apoyó este miércoles en Nueva Jersey un proyecto de ley para proteger a la mujer de la violencia doméstica y las armas.

Giffords, que recibió un tiro en la cabeza que ahora le dificulta hablar, afirmó durante un foro en que se discutió la propuesta de ley de la asambleísta Gabriela Mosquera, de origen cubano, que “gente peligrosa con armas son una amenaza para la mujer”.

“Criminales con armas, abusadores con armas, acosadores con armas, eso hace la violencia de las armas un asunto de la mujer”, afirmó Gifford, quien considera que son las mujeres las que deben liderar cambios en las leyes, señala la edición digital del periódico “StarLedger”.

La excongresista resultó herida en 2011 durante un acto con votantes en Tucson, Arizona cuando un hombre de 22 años, Jared Loughner, mentalmente incompetente, disparó matando a seis personas e hiriendo al menos a una docena, entre ellas Gifford.

Hoy se reunió en privado con los presidentes de la Asamblea y el Senado de Nueva Jersey, los demócratas Vincent Prieto y Stephen Sweeney así como con el gobernador republicano del estado, Chris Christie.

Gifford y su esposo Mark Kelly fundaron en 2012 “Americans for Responsible Solutions” e iniciaron una cruzada a través del país con la que buscan que se adopten medidas para mayor control en el uso de las armas de fuego y apoyar candidatos que respalden endurecer las leyes.

El proyecto de ley propone, entre otras cosas, que se restrinja el acceso a un arma de fuego a convictos por violencia doméstica.

De aprobarse, requeriría que los fiscales informaran a las víctimas de violencia doméstica que pueden buscar que se revoque la licencia para comprar armas.

También que se verifique antes de otorgar una licencia para la compra de armas que esa persona no tiene una orden de restricción por violencia doméstica, entre otras propuestas.

La asambleísta Mosquera destacó por su parte en un comunicado que la violencia por armas de fuego “no tiene fronteras, es generalizada” y que demanda acciones no sólo por parte de las mujeres, “sino también de los hombres que entienden que la violencia doméstica y de armas de fuego están entrelazadas y a menudo son letales”.

Mosquera, cuya madre es una sobreviviente de violencia doméstica, señaló que este proyecto es importante para ella porque ella vivió esa situación.

  Comentarios