Estados Unidos

Cisneros y un príncipe saudí, entre los donantes de la Fundación Clinton

El ex Presidente de los Estados Unidos Bill Clinton habla a los estudiantes en el Bank United de la Universida de la Miami durante el evento Clinton Global Initiative el sábado, 7 de Marzo del 2015.
El ex Presidente de los Estados Unidos Bill Clinton habla a los estudiantes en el Bank United de la Universida de la Miami durante el evento Clinton Global Initiative el sábado, 7 de Marzo del 2015. El Nuevo Herald

El multimillonario venezolano Gustavo Cisneros, el empresario ucraniano Victor Pinchuk o un destacado miembro de la familia real saudí figuran en la lista de donantes de la Fundación Clinton mientras Hillary Clinton fue secretaria de Estado, informa el viernes The Wall Street Journal.

La lista incluye a más de una docena de individuos extranjeros, algunos de ellos con estrechos vínculos con los gobiernos de sus respectivos países, que donaron entre 34 y 68 millones de dólares a esa fundación en los años en los que Clinton tomó las riendas de la diplomacia estadounidense.

Los donativos extranjeros a la fundación entre 2009 y 2013 han levantado una sombra de duda por posibles conflictos de interés así como las críticas de los republicanos a la política demócrata, potencial candidata para las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

En el caso de Gustavo Cisneros, propietario del canal privado de televisión Venevision, las donaciones se sitúan entre 500,000 y un millón de dólares, según el mismo diario, que recuerda que el magnate venezolano lleva años abogando por la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Otros donantes son el príncipe saudí Turki Al Faisal Al Saud, de quien el periódico no menciona fechas concretas ni cantidades, o el empresario ucraniano Victor Pinchuk, yerno del expresidente Leonid Kuchma, quien en 2008 se comprometió a donar en los siguientes años unos 29 millones de dólares a la fundación.

También recibió unos dos millones de dólares en donativos de la constructora china Rilin Enterprises, propiedad de un miembro de la Asamblea Popular Nacional, y entre uno y cinco millones del filántropo británico Victor Dahdaleh, vinculado a la empresa estatal de aluminio de Bahrein.

Hillary Clinton, que también está en el punto de mira por haber usado solo su correo privado en los años que estuvo al frente del Departamento de Estado, no se ha pronunciado en público sobre las donaciones, aunque sí han salido al pasado de las críticas el expresidente Bill Clinton y los directivos de la fundación.

“Creo que hemos hecho mucho más bien que daño y creo que eso es una buena cosa”, dijo recientemente Bill Clinton. “¿Estamos de acuerdo con todo lo que hacen? No”, añadió el expresidente, quien reconoció que tampoco avalan la política exterior de Arabia Saudí pero resaltó sus avances en materia de educación.

La Fundación Clinton ha recaudado desde su creación, en 2001, unos 2,000 millones de dólares y entre las donaciones algunas han sido superiores a más de 1 millón de dólares, mientras que un tercio de este grupo corresponden a Gobiernos, entidades o individuos extranjeros.

  Comentarios