Estados Unidos

EEUU ratifica su apoyo logístico a Afganistán

De izquierda a derecha, el Primer Ministro de Afganistán, Abdullah Abdulla, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, al final de una conferencia de prensa en Camp David, Maryland.
De izquierda a derecha, el Primer Ministro de Afganistán, Abdullah Abdulla, el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, al final de una conferencia de prensa en Camp David, Maryland. EFE

El gobierno prometió el lunes a Afganistán que buscará fondos para financiar hasta el 2017 unas fuerzas de seguridad afganas de 352,000 miembros, y que aportará hasta $800 millones para incentivar reformas económicas e institucionales en el país centroasiático.

Los anuncios surgieron de una jornada de conversaciones entre el presidente de Afganistán, Ashraf Gani, y el jefe de su Ejecutivo, Abdulá Abdulá; junto al secretario de Estado, John Kerry, y el jefe del Pentágono, Ashton Carter.

“Hoy podemos anunciar que el Departamento de Defensa pretende buscar fondos para las fuerzas afganas, para sostener a un personal de 352,000 hasta el 2017”, dijo Carter en una conferencia de prensa al término de la jornada en la residencia presidencial de Camp David (Maryland).

El tamaño de la fuerza afgana que se encargará de la seguridad del país tras la retirada de las tropas estadounidenses se ha determinado “por recomendación conjunta de comandantes militares afganos y de la coalición” de la OTAN, y se mantendrá “al menos hasta el 2017”, explicó Carter, que no precisó cuánto dinero costará mantener esa fuerza.

El presidente afgano, Ashraf Gani, consideró hoy que la promesa de financiación estadounidense “es una enorme declaración de apoyo” a las fuerzas de seguridad de su país, que podrán concentrarse de ese modo en sus “prioridades clave”.

Por otra parte, Kerry anunció la dotación de “hasta $800 millones en ayuda estadounidense” para una “alianza de desarrollo” centrada en “incentivar y medir las actividades de reforma y desarrollo lideradas por los afganos”.

La iniciativa busca también “fortalecer la sostenibilidad y la transparencia fiscal de las instituciones afganas, y dar al nuevo gobierno de unidad más oportunidades para liderar su propia trayectoria de desarrollo”, explicó Kerry.

Ante soldados y altos oficiales en una ceremonia en el Pentágono, Ghani dio varias veces las “gracias” a nombre de su país por el apoyo de más de 850,000 soldados estadounidenses desplegadas en Afganistán desde los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Ghani, quien se reunió luego en la residencia presidencial de Camp David con el secretario de Estado, John Kerry, y altos funcionarios, prometió que su gobierno “no será una carga” para Washington y aspiró a “poner orden en su casa”.

El presidente Barack Obama recibirá a Ghani este martes en la Casa Blanca y se espera que anuncie planes para frenar el retiro programado de unos 10,000 efectivos estadounidenses en Afganistán, informaron altos funcionarios.

  Comentarios