Estados Unidos

Llega a Nebraska tercer contagiado con ébola

El tercer estadounidense contagiado con ébola, Rick Sacra, se encuentra ‘estable’ tras su ingreso el viernes al Centro Médico de Omaha, en Nebraska.
El tercer estadounidense contagiado con ébola, Rick Sacra, se encuentra ‘estable’ tras su ingreso el viernes al Centro Médico de Omaha, en Nebraska. AP

El tercer estadounidense contagiado con ébola, Rick Sacra, se encuentra “estable” tras su ingreso el viernes al Centro Médico de Omaha, en Nebraska, para continuar en una unidad especializada su tratamiento contra esta enfermedad, la cual adquirió mientras trabajaba como voluntario en un hospital de Monrovia.

“No tengo la libertad de compartir ciertos detalles específicos, pero llegó de forma segura. El está seriamente enfermo”, aseveró Mark Rupp, médico que forma parte del equipo que lo trata.

Sacra, de 51 años, llegó esta mañana en un vuelo privado hasta la Base Aérea Offutt, de donde fue trasladado en ambulancia hasta el hospital, uno de cuatro centros médicos en Estados Unidos que cuentan con una sala especial para tratar a pacientes con enfermedades altamente infecciosas.

El equipo médico no ha decidido hasta ahora si Sacra recibirá algún tipo de tratamiento experimental mientras es tratado en el centro médico, aunque no descartan recurrir a estos.

“Vamos a usar cuidado de apoyo, con fluidos, electrolitos. Vamos a explorar opciones para ver si terapias experimentales están disponibles”, indicó Rupp.

Sacra es el tercer misionero estadounidense infectado con el ébola, después de que Kent Brantly y Nancy Writebol, fueron dados de alta el mes pasado del Hospital Universitario de Atlanta, en Georgia, tras recibir tratamiento que incluyó el suero experimental ZMapp.

“Es imposible decir qué tan efectivo es ZMapp. Los dos pacientes en Estados Unidos sobrevivieron, pero otros murieron”, dijo Rupp.

Sacra regresó a Liberia el mes pasado tras enterarse de que Writebol y Brantly, habían sido contagiados con la virulenta enfermedad.

De acuerdo con SIM, el médico no tenía contacto directo con los pacientes con ébola y siguió estrictamente todos los protocolos establecidos para evitar el contagio, por lo que hasta el momento se desconoce de qué manera se contagió.

“Una vez que alguien sobrevive la enfermedad, se piensa que es inmune a la enfermedad, pero el virus puede permanecer en ciertos fluidos corporales”, explicó Rupp.

Tras ser diagnosticado, Sacra estuvo recibiendo tratamiento en una sala aislada del hospital de ELWA, que SIM tiene en la capital de Liberia, hasta que la organización decidió trasladarlo al Centro Médico de Nebraska en Omaha, uno de los cuatro hospitales en todo Estados Unidos que cuenta con una unidad especial para tratar enfermedades altamente contagiosas.

El presidente de SIM USA, Bruce Johnson, que también estuvo presente en la conferencia de prensa, agradeció al personal del Centro Médico de Omaha por tratar al misionero vinculado a la organización cristiana.

  Comentarios