Estados Unidos

El Dow Jones acaricia los 23,000 puntos

En esta foto de archivo del 8 de octubre de 2014, la gente camina a trabajar en Wall Street debajo de una estatua de George Washington, en Nueva York. Los mercados bursátiles mundiales subieron el lunes 16 de octubre de 2017, después de que líderes de finanzas globales apelen en una reunión de fin de semana del Fondo Monetario Internacional para continuar con políticas de bajas tasas de interés para mantener las recuperaciones económicas en camino.
En esta foto de archivo del 8 de octubre de 2014, la gente camina a trabajar en Wall Street debajo de una estatua de George Washington, en Nueva York. Los mercados bursátiles mundiales subieron el lunes 16 de octubre de 2017, después de que líderes de finanzas globales apelen en una reunión de fin de semana del Fondo Monetario Internacional para continuar con políticas de bajas tasas de interés para mantener las recuperaciones económicas en camino. AP

A no ser que haya un traspié este martes, será muy fácil que el Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, pueda alcanzar por primera vez los 23,000 puntos.

El lunes 16 de octubre de 2017, terminó con un avance del 0.37 % y se quedó a medio centenar de puntos de esa marca. Conquistó un nuevo récord, y también lo hicieron el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq.


La jornada había comenzado con un optimismo presidencial. Desde la Casa Blanca, Donald Trump recordó que desde que ganó las elecciones presidenciales, el 8 de noviembre, el mercado bursátil estadounidense ha subido más del 25 %.

Según los datos que ofreció Trump desde su cuenta de Twitter, el valor bursátil de las empresas cotizantes ha crecido desde entonces en $5.2 billones de dólares. “Entusiasmo récord en los negocios”, afirmó.

Wall Street no suele prestar demasiada atención a este optimismo de Trump en sus mensajes de Twitter, y está más pendiente de las claves que pueda aportar en temas como la reforma tributaria que ha prometido.


Pero el comportamiento de hoy en el parqué neoyorquino aportó sus propios argumentos para que el presidente esté contento.

Aunque, en el fondo, el lunes no hubo razones especiales para que Wall Street subiera, y se movió más que nada por la inercia heredada de la tanda de resultados empresariales de la semana pasada, y el anticipo de lo que se espera para los próximos días.

Nada más cerrar el mercado, por ejemplo, la firma Netflix dio a conocer sus resultados trimestrales: los ingresos y el aumento de suscripciones estuvieron por encima de los cálculos de los analistas, aunque los beneficios ligeramente por debajo.


El Dow Jones se está moviendo en los 22,000 puntos desde el pasado 2 de agosto, y los 21,000 los había alcanzado meses antes, el 1 de marzo de este año. Apenas un mes antes, el 3 de febrero, había superado la barrera de los 20,000.

Da la impresión de que no hay nada que pueda parar a Wall Street, pero también existen temores de que pueda haber una corrección a la baja pronto, ya que algunos hablan de calentamiento bursátil.

No es de extrañar por ello que se recuerde especialmente la fecha del 19 de octubre de 1987, el llamado “lunes negro”, en el que el Dow Jones se desplomó un 23 %.

El próximo jueves se cumplirán 30 años de ese fecha.

  Comentarios