Estados Unidos

Centenares de personas hacen fila para sacar cita en feria de salud

Centenares de personas se congregaron desde la noche del sábado a las puertas del coliseo Sports Arena de Los Ángeles con el fin de obtener una cita para la feria de salud Care Harbor, que desde el próximo jueves brindará servicios médicos gratuitos a personas sin seguro.

“Vinimos desde el viernes, pero no nos dejaron quedar así que llegamos el sábado como a las once y pasamos toda la noche aquí. La necesidad es muy grande”, dijo a EFE Guillermina Estrada, originaria de Jalisco y quien vino acompañada de 7 miembros de su familia, entre ellos dos menores.

Aunque los servicios médicos no se prestarán hasta el próximo jueves, cuando empiece este evento de ingreso libre, la concurrencia es tan grande que las entradas empiezan a otorgarse cuatro días antes.

Para la jornada de este año, que como en anteriores ediciones no exigirá a los asistentes una prueba de residencia en el país, se espera atender a cerca de 4.000 pacientes, la mayoría de ellos hispanos.

No obstante, según Donald Manelly, fundador y presidente de Care Harbor, a esta feria asisten también personas que sí tienen un seguro médico, pero no pueden asumir los copagos de las aseguradoras, así como desempleados o aquellos que, al margen de su estatus legal, no tienen un seguro médico.

Un ejemplo de ello es el caso de Estrada, quien ya es ciudadana estadounidense, pero no puede afrontar el pago de un seguro médico, ni dental. “Necesito un dentista y eso me cuesta como 2.500 dólares y me toca aguantarme el dolor, porque no tengo el dinero”, señaló.

Una situación similar sufre Ebodia Nieto, una ciudadana estadounidense de 68 años, y con trabajo desde hace casi 30 años, pero que no tiene cobertura dental.

Entre los centenares de personas que hicieron fila en las puertas del recinto deportivo, incluidas familias con niños pequeños, no escasearon las quejas al sistema de salud de Estados Unidos.

“Es increíble que en este, uno de los países más ricos del mundo, uno como trabajador tenga que estar implorando que lo vea un doctor”, reclamó el salvadoreño Isidro López.

En California, los latinos representan más de la mitad de los cerca de 7 millones de personas que, según datos oficiales, en 2013 no contaban con un seguro médico.

Este año, unos tres millones de residentes californianos se inscribieron en un seguro de salud al amparo de la reforma sanitaria emprendida por el presidente Barack Obama, la llamada “Obamacare”, aunque entre los latinos el índice de registro a un plan médico aún es bajo.

“Este año estamos reforzando la orientación para que las personas puedan obtener beneficios, incluso tenemos a representantes de Covered California, para que expliquen sobre los nuevos servicios que ofrece ‘Obamacare'”, explicó Manelly.

La quinta edición de Care Harbor ofrecerá servicios de medicina general, odontología y atención para personas con problemas de visión, entre otras especialidades.

El año anterior, al menos 1.300 hispanos recibieron consultas gratis y se espera que este año el número de latinos se duplique.

Hasta el mediodía del domingo, cuando las citas ya se habían agotado, aún seguían llegando personas en busca de una entrada.

“Estaba trabajando anoche y apenas llegue y me cambie, pero no pude llegar a tiempo”, se lamentó Enrique Avilés, mientras se unía a la fila con la esperanza de que repartieran un número adicional de citas.

  Comentarios