Estados Unidos

Comienza juicio por masacre en cine de Colorado

/

Familiares y amigos de varias víctimas salen de la corte del distrito de Arapahoe durante el primer día del juicio contra James Holmes, este lunes 27 de abril, en Centennial, Colorado.
Familiares y amigos de varias víctimas salen de la corte del distrito de Arapahoe durante el primer día del juicio contra James Holmes, este lunes 27 de abril, en Centennial, Colorado. EFE

El juicio contra James Holmes, presunto autor del tiroteo en un cine de Estados Unidos que dejó 12 muertos hace tres años, inició este lunes una nueva fase con la declaración de apertura de la fiscalía, convencida de que el joven planeó los hechos.

Holmes, de 27 años, podría ser condenado a muerte si es hallado culpable de la matanza perpetrada el 20 de julio del 2012, y que también hirió a 70 personas, en una sala de Aurora (Colorado, centro-oeste) donde se estaba proyectando la última película de Batman.

El joven se declaró no culpable de los hechos por sufrir problemas mentales, pero el fiscal George Brauchler afirmó el lunes que todo fue planeado “meticulosamente”.

El abogado defendió su tesis leyendo una carta que el acusado escribió el mes pasado a uno de sus psicólogos: “No soy peligroso, pero he tenido pensamientos de matar a la gente”.

En otra nota leída ante el tribunal, Holmes señalaba haber decidido “dedicar” su vida “a matar a otros”.

El fiscal enfatizó por otro lado que el joven llevaba munición suficiente para asesinar a los 400 espectadores que había en la sala.

Durante la sesión, los 12 miembros del jurado también escucharon una grabación con ráfagas de disparos y escalofriantes gritos de una llamada hecha a emergencias por uno de los que vivieron el tiroteo.

Otros testigos de ese fatídico día contaron a la policía en audiencias preliminares que Holmes lanzó bombas de humo antes de abrir fuego indiscriminadamente con un fusil AR-15, una escopeta y una pistola del calibre 40.

El acusado llenó asimismo su casa de explosivos caseros, que los agentes tuvieron que desactivar para poder registrarla.

El joven ha sido sometido hasta ahora a dos exámenes psiquiátricos, cuyos resultados serán expuestos por los forenses durante el proceso judicial.

Brauchler expuso por otro lado que Holmes se sentía herido porque su novia le dejó meses antes de la matanza y que suspendió varios exámenes universitarios que complicaban su futuro.

La fiscalía seguirá exponiendo sus alegatos hasta el miércoles, día en que la defensa tomará el relevo para presentar su declaración de apertura.

El juicio contra Holmes, que permanece en prisión preventiva desde la misma noche de la tragedia, podría prolongarse hasta septiembre u octubre, en función del veredicto del jurado.

Las leyes judiciales de Colorado establecen que la primera parte de un proceso determina la inocencia o culpabilidad del acusado, mientras que en la segunda se concreta el dictado de la pena.

Por ahora pocos afectados han dicho en voz alta lo que piensan. Marcus Weaver, familiar de una de las víctimas, escribió hace unos días en su cuenta de Facebook que lo perdonaba porque “Dios ama a todos los niños, incluidos los que están enfermos”.

Los padres de Holmes manifestaron una carta enviada en enero al diario The Denver Post que su hijo “no es ningún monstruo. Es un ser humano afectado por una enfermedad mental muy seria”.

  Comentarios