Estados Unidos

Texas pide al Supremo que respete prohibición al matrimonio gay en el estado

Las máximas autoridades texanas pidieron al Tribunal Supremo que respete la prohibición al matrimonio homosexual que rige en el estado sureño desde que en el 2005 un 76,25 % de los electores votó en contra de legalizarlo.

El Tribunal Supremo estudia desde el martes si legaliza el matrimonio homosexual en todo el país por encima de las prohibiciones de algunos estados, entre ellos Texas.

“Espero sinceramente que el Tribunal Supremo respete el derecho soberano que tenemos los estados para definir qué es el matrimonio”, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, en un comunicado.

El gobernador recordó que los texanos “votaron de forma abrumadora que el matrimonio en este estado es la unión entre un hombre y una mujer”.

Abbott hizo referencia así al referendo celebrado en 2005 en el que el 76,25 % de los texanos votaron en contra del matrimonio igualitario, mientras que el 23,75 % lo hizo a favor.

El “sí” tan solo se impuso en uno de los 254 condados de Texas, concretamente en el de Travis, el más progresista del estado.

“El 76 % de los votantes de Texas definieron el matrimonio como algo que debe ser entre un hombre y una mujer, por lo que estoy decidido a defender la Constitución de Texas y nuestro autogobierno”, dijo por su parte su procurador general, Ken Paxton, encargado de velar por los intereses del estado.

Texas, junto a otros catorce estados, se presentó como “amicus curiae” (amigo de la corte) en este proceso para impedir que el Supremo falle a favor de la legalización.

Hasta junio no se conocerá la decisión del Supremo, que se mostró dividido y que podría legalizar el matrimonio gay en todo el país o devolver el caso a los estados, continuando con la pugna entre autoridades estatales y federales.

El matrimonio entre personas del mismo sexo es legal en 37 estados del país, mientras que en trece sigue prohibido, siendo Texas el más grande en este segundo grupo.

  Comentarios