Estados Unidos

Advierten sobre el consumo de pollos tratados con agua salada

UN EMPLEADO de Costco en Mountain View, California, saca unos pollos asados del horno.
UN EMPLEADO de Costco en Mountain View, California, saca unos pollos asados del horno. AP

Comprar pollo tratado con agua salada, sopa concentrada o extracto de algas está costando dinero a los consumidores y posiblemente poniendo en peligro su salud, según una coalición de productores avícolas y consumidores.

La mayor parte de la población no sabe que buena parte del pollo que se vende en Estados Unidos contiene 15 por ciento de agua salada, lo que aumenta el costo un promedio $1.50 por paquete, dice Ira Brill, portavoz de Foster Farms, con sede en Livingston, California, y miembro de la Coalición Truthful Labeling, que alienta el uso de información exacta en las etiquetas de los productos. Ese $1.50 que se paga por agua se basa en un paquete de tres libras de pechugas de pollo deshuesadas a un precio de $3.33 la libra.

La familia promedio come pollo dos veces a la semana y eso podría sumar $150 al año gastado en agua salada, además de añadirle más sal a la dieta, dice Brill. Ingerir demasiada sal puede contribuir a la hipertensión.

"Se bota dinero y no es saludable'', dice Brill. En esta situación económica, cuando hablamos con los consumidores lo que percibimos es que se creen engañados''.

Por su parte, los grandes procesadores de pollo lo consideran un producto "mejorado''. En pruebas de sabor, cuatro de cada cinco personas expresaron su preferencia por los productos ‘‘mejorados'', dice Ray Atkinson, portavoz de Pilgrim's Pride, con sede en Pittsburg, Texas.

"Haga la prueba del sabor. Cocine las dos clases al mismo tiempo y verá la diferencia'', dice Atkinson. "El concepto de que si prefieren el pollo mejorado están ingiriendo demasiada sal es falso''.

Los que quieran evitar pollo con agua salada inyectada lo pueden hacer simplemente leyendo la letra pequeña de las etiquetas, que dice algo así como "ingredientes del caldo natural de pollo: caldo de pollo, sal, musgo irlandés'' o "mejorado con 15 por ciento de extracto de caldo de pollo''.

La Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA) aconseja que el pollo natural no debe contener más de 70 miligramos de sal por porción de 4 onzas.

Aunque una porción de 4 onzas de pollo "mejorado'' puede contener hasta 440 miligramos de sal, hay productos que tienen unos 300.

Foster Farms y otras productoras de pollo que no inyectan agua salada a sus productos también ha pedido al Departamento de Agricultura que no permita que el pollo mejorado tenga una etiqueta que diga "100 por ciento natural''.

Perdue, con sede en Salisbury, Maryland, denomina su línea de pollos mejorados "tiernos y sabrosos'' pero no naturales, dice su portavoz Julie DeYoung. Solamente los productos sin aditivo alguno llevan la etiqueta de natural.

Mejorados o no, sin duda los estadounidenses comen mucho pollo, alrededor de 86 libras por persona al año.

Para más información, visite www.SayNoToPlumping.com, www.pilgrimspride.com y www.perdue.com.

  Comentarios