Estados Unidos

Baltimore en busca de justicia tras cargos a policías

Vivas y gritos de “justicia” estallaron cuando la procuradora estatal Marilyn Mosby anunció los cargos, menos de un día después de que recibiera los resultados de la investigación interna de la policía y el informe de la autopsia.
Vivas y gritos de “justicia” estallaron cuando la procuradora estatal Marilyn Mosby anunció los cargos, menos de un día después de que recibiera los resultados de la investigación interna de la policía y el informe de la autopsia. Getty Images

Al afirmar que “nadie está por encima de la ley”, la fiscal general de Baltimore anunció el viernes los cargos penales contra seis agentes implicados en el arresto de un hombre negro que murió por una fractura en el cuello cuando estaba detenido, decisión que tiene lugar en medio de la indignación que ha estallado en diversas partes del país a causa de la brutalidad policial contra individuos de raza negra.

La procuradora estatal Marilyn Mosby aseveró que la muerte de Freddie Gray fue un homicidio, que su arresto fue ilegal, y que la forma como lo trataron equivale a homicidio.

Los agentes encausados son:

Caesar R. Goodson Jr., acusado de Homicidio involuntario con indiferencia depravada, 30 años de cárcel, homicidio involuntario, 10 años; agresión involuntaria, 10 años; homicidio involuntario por vehículo con negligencia flagrante, 10 años; homicidio involuntario penal negligente, 3 años; mala conducta en el puesto.

William G. Porter, acusado de homicidio involuntario, 10 años; agresión involuntaria, 10 años; mala conducta en el puesto.

Teniente Brian W. Rice, acusado de homicidio involuntario, 10 años; dos cargos de agresión involuntaria, 10 años cada uno; dos cargos de mala conducta en el puesto; falso encarcelamiento.

Edward M. Nero, acusado de dos cargos de agresión involuntaria, 10 años; dos cargos de mala conducta en el puesto, falso encarcelamiento.

Garrett E. Miller, acusado de dos cargos de agresión involuntaria, 10 años cada uno; dos cargos de mala conducta en el puesto, falso encarcelamiento.

Sargento Alicia D. White, acusado de homicidio involuntario, 10 años, agresión involuntaria, 10 años; mala conducta en el puesto.

Los detalles que facilitó Mosby sobre lo ocurrido con Gray durante su arresto y viaje de 45 minutos en una camioneta policial, contradijeron los dichos de la policía en diversos puntos o aclararon aún más lo ocurrido durante ese traslado fatal.

Gray portaba una navaja de bolsillo que era legal, dijo, no una navaja de resorte ilegal que había descrito uno de los agentes so pena de perjurio. Y los agentes reiteradamente rehusaron facilitar a Gray asistencia médica aun cuando les decía que no podía respirar.

En un momento dado, los policías colocaron grilletes en las piernas de Gray, lo esposaron por la espalda y lo subieron boca abajo en la camioneta.

En otra escala, “un agente se dirigió a Gray por la espalda” y aunque éste no reaccionaba, “ni se inmutó para mirar, evaluar o determinar la condición (médica)” del detenido, declaró Mosby.

“Las conclusiones de nuestra investigación amplia, a fondo e independiente, a la par del dictamen del médico forense de que la muerte del señor Gray fue un homicidio, nos han conducido a pensar que tenemos causa probable para presentar cargos penales”, señaló Mosby.

Las personas presentes aclamaron y expresaron su sorpresa por el anuncio de Mosby. Muy pocos esperaban la adopción rápida de medidas.

El toque de queda nocturno continúa vigente en la ciudad, que el lunes fue escenario de saqueos así como de incendios de comercios y vehículos. La vigilancia está a cargo de elementos de la Guardia Nacional y numerosos contingentes de la policía, en tanto que están previstas grandes protestas para el viernes y el sábado.

Más de 200 personas fueron arrestadas y casi 100 agentes resultaron heridos en los disturbios que estallaron después del sepelio de Gray.

Vivas y gritos de “justicia” estallaron cuando Mosby anunció los cargos, menos de un día después de que recibiera los resultados de la investigación interna de la policía y el informe de la autopsia.

“El señor Gray sufrió una lesión grave y crítica en el cuello por la forma como le colocaron las esposas y los grilletes en los pies y por la forma como lo colocaron sin cinturón de seguridad dentro de la camioneta del Departamento de Policía de Baltimore”, agregó.

El cargo más grave, homicidio no premeditado por indolencia fue presentado contra el conductor de la camioneta de la policía. Los otros cinco fueron acusados de diversos delitos como homicidio imprudencial, agresión, detención ilegal y falta de ética.

El presidente Barack Obama dijo el viernes que es “absolutamente vital” que la verdad sobre lo que sucedió con Freddie Gray salga a la luz pública.

Obama hizo sus comentarios poco después de que el fiscal de Baltimore anunciara la formulación de cargos criminales en contra seis agentes de policía, luego de que Gray, de 25 años, muriera tras sufrir una lesión en su columna vertebral cuando estaba bajo custodia policial. Su muerte, ocurrida en extrañas circunstancias, enfureció a la comunidad de Baltimore y dio lugar a violentas protestas que incluyeron saqueos e incendios, después de que se celebrara su funeral a principios de esta semana.

Obama dijo que es necesario que se haga justicia y que el público conozca toda la evidencia que sea presentada en el juicio. También dijo que quienes enfrentan las acusaciones tienen derecho a un debido proceso.

Agregó que lo que el pueblo de Baltimore más desea es saber la verdad. Los comentarios tuvieron lugar en un encuentro con la prensa en la Casa Blanca.

Por su parte, los familiares de Freddie Gray, el joven negro fallecido tras pasar por custodia policial en Baltimore, se mostraron hoy “satisfechos” con la decisión de la Fiscalía de presentar cargos contra seis policías implicados en el arresto.

“Estamos satisfechos con la presentación de cargos”, explicó el padrastro de Gray, Richard Shipley, en una rueda de prensa.

“Esos cargos son el primer paso para obtener justicia para Freddie”, agregó Shipley, al abogar por mantener la paz en la ciudad estadounidense, frente a los graves disturbios ocurridos el pasado lunes.

En una entrevista con el portal de internet Buzzfeed, la madre de Gray, Gloria Darden, se mostró aliviada por “haber atrapado a todos, a los seis” agentes, y dijo que su hijo ya puede “descansar en paz”.

“Puedes descansar, Freddie. Puedes descansar. Ahora puedes descansar en paz”, reiteró la madre.

SARGENTO ALICIA D. WHITE

– Homicidio involuntario, 10 años

– Agresión involuntaria, 10 años

– Mala conducta en el puesto

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios