Estados Unidos

EEUU ofrece $20 millones en recompensas por líderes del EI

Estados Unidos anunció el martes que pagará $20 millones a cambio de información fiable sobre cuatro altos miembros de la organización armada Estado Islámico (EI).

La medida se enmcarca en el programa “Recompensas por Justicia” (“Rewards for Justice”), autorizado por el secretario de Estado, John Kerry, que busca obtener datos que lleven a la captura de personas buscadas por Estados Unidos, indicó el Departamento de Estado en un comunicado.

Así, se autorizó el pago de $7 millones por información sobre el líder del EI Abd al-Rahmán al-Mustafá Qaduli, el monto más alto de la lista. Ya había sido considerado terrorista global objeto de sanciones del Departamento del Tesoro en mayo pasado.

Según Washington, Qaduli -quien habría nacido en Mosul (Irak) hacia 1957 o 1959- sería segundo del fallecido líder de la facción iraquí de Al Qaida, Abu Musab al-Zarqawi, y habría viajado a Siria para unirse al grupo en el 2012 tras ser liberado años después de ingresar a una cárcel iraquí.

El sirio Abu Mohammed al-Adnani, de unos 38 años y cuyo nombre de nacimiento es Taha Sobhi Falaha, sería un vocero del grupo y es objeto de recompensa de cinco millones de dólares por información que conduzca a su muerte o captura.

Por Tarkhan Batirashvili, un georgiano de 29 años más conocido por su apodo de guerra Omar al-Shishani, se ofrecen $5 millones con la acusación de controlar una prisión del EI en el bastión de Raga donde había numerosos rehenes extranjeros.

Otro procurado a cambio de recompensa de $3 millones es Bin Tariq al-Tahar bin al-Falih al-Awni al-Harzi, de 33 años y originario de Túnez. Es acusado de estar encargado de recaudar fondos en estados del Golfo Pérsico, también de ser comandante de un campo en Siria y jefe de una unidad de terroristas suicidas.

La cabeza del líder iraquí del EI, Abu Bakr al-Baghdadi, ya tenía fijado precio de $10 millones.

Las fuerzas del EI han conquistado una amplia franja del este de Siria y el norte de Irak y declararon un “califato”, en un avance que incluye matanzas sectarias, asesinato de rehenes y esclavización femenina. EEUU comanda una coalición que les combate junto a Irak y fuerzas kurdas.

  Comentarios