Estados Unidos

Justicia de EEUU abre investigación sobre policía de Baltimore

/

La fiscal general estadounidense, Loretta Lynch, durante una rueda de prensa ofrecida en el Departamento de Justicia de Washington DC, el viernes.
La fiscal general estadounidense, Loretta Lynch, durante una rueda de prensa ofrecida en el Departamento de Justicia de Washington DC, el viernes. EFE

El Departamento de Justicia de Estados Unidos abrió este viernes una investigación para determinar si la policía de Baltimore participa en prácticas sistemáticas de discriminación, luego de la muerte de un joven negro bajo custodia policial.

“Hoy el departamento de Justicia está abriendo una investigación para saber si la policía de Baltimore participó en un tipo de prácticas en violación de la Constitución” y de los derechos civiles, dijo la nueva ministra de Justicia Loretta Lynch a periodistas, señalando que la revisión empezaba “inmediatamente”.

La muerte el 19 de abril de Freddy Gray, un joven negro de 25 años, que sucumbió a una seria herida espinal causada mientras era conducido en una camioneta de la policía, provocó disturbios que llevaron a las autoridades de Baltimore a declarar el toque de queda y al envío de la Guardia Nacional a esa ciudad portuaria, cercana a Washington.

Seis policías han sido acusados en relación con el arresto y la muerte de Gray.

Los disturbios dejaron cientos de negocios saqueados, docenas de policías heridos y llevó al arresto de cientos de manifestantes en la ciudad de 620.000 habitantes.

“Hemos visto la trágica pérdida de la vida de un joven, y a un movimiento de protesta pacífica unirse para expresar las preocupaciones de una comunidad”, dijo Lynch, quien es afroamericana.

La investigación se centrará en denuncias de uso excesivo de la fuerza, a veces letal, requisas, decomisos, arrestos ilegales y prácticas de discriminación por parte de los uniformados de Baltimore, según la ministra.

Lynch se expresó decidida y con aplomo dada la delicadeza del tema en uno de sus primeras presentaciones ante periodistas, señalando que la muerte de Gray había provocado una “seria erosión de la confianza de la población”.

“Nuestra meta es trabajar con la comunidad, los funcionarios públicos y funcionarios de la ley para crear un Baltimore mejor y más fuerte”, afirmó.

“Los desafíos que nosotros y Baltimore enfrentamos no surgieron en un día y el cambio no llegará de un día para otro. Tomará tiempo y un esfuerzo sostenido”, añadió.

  Comentarios