Estados Unidos

Afectados por Sandy deben reembolsar ayuda

/

Una casa destruida tras el paso del devastador huracán Sandy en el barrio de Bell Harbor en abril de 2013 en la ciudad de Nueva York. Miles de personas podrían verse obligados a reembolsar su parte.Seis meses después del dÃa en las partes tormenta devastadora devastadas de Nueva Jersey, Nueva York y Connecticut, muchas comunidades siguen luchando. La super-tormenta mató a decenas de personas y destruyó miles de casas y negocios. (Foto por Spencer Platt / Getty Images)
Una casa destruida tras el paso del devastador huracán Sandy en el barrio de Bell Harbor en abril de 2013 en la ciudad de Nueva York. Miles de personas podrían verse obligados a reembolsar su parte.Seis meses después del dÃa en las partes tormenta devastadora devastadas de Nueva Jersey, Nueva York y Connecticut, muchas comunidades siguen luchando. La super-tormenta mató a decenas de personas y destruyó miles de casas y negocios. (Foto por Spencer Platt / Getty Images) Getty Images

Cuando el huracán Sandy devastó la costa del noreste de Estados Unidos hace casi dos años, el gobierno federal envió rápidamente ayuda de emergencia por valor de $1,400 millones. Ahora, miles de personas podrían verse obligados a reembolsar su parte.

La Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) está estudiando unos 4,500 hogares sospechosos de recibir ayuda de manera indebida, según declaraciones de funcionarios y datos obtenidos por The Associated Press en un pedido de documentos públicos. A principios de septiembre, FEMA había pedido a reembolsos a unos 850 hogares por un total de $5.8 millones. Otros casos están siendo revisados.

La campaña de FEMA para recuperar el dinero entregado en exceso, apunta en general a violaciones inadvertidas de normas de elegibilidad, errores burocráticos o pérdida de documentación, más que a casos de fraude.

Muchas personas a las que se les pidió reembolsos no reunían los requisitos para recibirlos porque sus propiedades dañadas eran casas de vacaciones o de renta, no su residencia primaria. En otros casos, más de un miembro del mismo hogar recibió ayuda y otros, cobraron seguros aparte de recibir fondos de FEMA.

Para el 30 de julio, el reembolso solicitado era en promedio de $6,987, una suma difícil de pagar, dado que la mayoría de los solicitantes de ayuda eran familias de bajos ingresos. La mitad de los hogares investigados reportaban un ingreso anual bruto de $30,000 o menos.

El conjunto de casos en revisión a esa fecha sumaba $53 millones, alrededor del 3.7 por ciento del dinero entregado por FEMA a individuos y hogares. Los reembolsos cubrirían solo una parte de esos fondos.

“Para la mayoría de la gente ese dinero ha desaparecido hace mucho, lo han gastado en recuperarse de los daños de la tormenta”, dijo Ann Dibble, directora de la división del Grupo de Ayuda legal de Nueva York que ayuda a una decena de familias a disputar los reembolsos.

Sandy fue uno de los huracanes más costosos de la historia de Estados Unidos. Más de 280 personas murieron en el país y en el Caribe. En Nueva York y Nueva Jersey, las aguas del Atlántico irrumpieron en barrios costeros densamente poblados y redujeron a comunidades enteras a escombros.

  Comentarios