Estados Unidos

Atropelló con su Mercedes-Benz a su esposo infiel. 15 años después del trágico caso, recupera su libertad

Clara Harris durante una de las audiencias de su juicio por el asesinato de su esposo David Harris, en Houston, Texas.
Clara Harris durante una de las audiencias de su juicio por el asesinato de su esposo David Harris, en Houston, Texas. AP

Clara Harris recuperó su libertad este viernes, tras pagar 15 de los 20 años a los que fue condenada por el asesinato de su esposo en Houston, en el 2002, en un caso que escandalizó a los medios nacionales y colombianos.

Todo empezó a mediados del 2002, cuando la exitosa odontóloga colombiana contrató a detectives privados que confirmaron sus sospechosas: su esposo, también ortodoncista, la estaba engañando con la recepcionista del consultorio.

El 24 de julio, la mujer recogió a su hijastra de 16 años y llegó hasta un hotel de Houston en el que estaban David Harris y su amante. Lo primero que hizo fue rayar y golpear el carro de la recepcionista y luego los golpeó cuando salían del ascensor.

Varios testigos contaron durante el juicio que Harris le gritó varias groserías a la amante, le haló el pelo y la agarró de la camisa y también golpeó a su esposo.


Después se subió con su hijastra a su Mercedes-Benz y atropelló a David Harris. La mujer le pasó tres veces el carro por encima, según la fiscalía federal. Luego se bajó del carro y le preguntó a su esposo si se encontraba bien.

Durante el juicio, la mujer de 45 años argumentó que se trató de un accidente y que no recordaba nada de lo que había pasado en ese momento: "Fue como un sueño".

La bogotana, quien fue coronada en su juventud Miss Colombia Houston, se casó con el prestigioso odontólogo en 1992 y alcanzaron una estabilidad económica envidiada por muchos: tenían una cadena de centros odontológicos con seis oficinas en Houston.


La pareja vivía en una mansión y tuvo mellizos. Sin embargo, la felicidad se vino al piso cuando la mujer se enteró de que su esposo la engañaba.

En un intento fallido por recuperar su matrimonio, la mujer invirtió $15,000 para someterse a una dieta estricta, a cámaras de bronceo y estuvo decidida a hacerse una liposucción y a aumentarse los senos, después de que su esposo la comparara con su amante y la llamó "gorda", según contó durante el juicio.

Se desconoce si Harris, ahora de 62 años, se quedará en Estados Unidos o se irá a Colombia.

Siga a Catalina Ruiz Parra en Twitter: @catalinaruiz.
  Comentarios