Estados Unidos

EEUU pide amnistía para condenados en Norcorea

El gobierno pidió el domingo la “amnistía” para un conciudadano condenado a 6 años de trabajos forzados en Corea del Norte, acusado de cometer “actos hostiles” contra el país asiático, y para otros dos estadounidenses en custodia de las autoridades norcoreanas.

“Solicitamos a la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) el perdón para Matthew ‘Todd' Miller”, indicó Darby Holladay, portavoz del Departamento de Estado.

Miller, uno de los tres estadounidense que el régimen de Kim Jong-un mantiene detenidos, viajó como turista a Corea del Norte y fue arrestado el pasado 26 de abril por su “comportamiento agresivo”, según explicaron entonces medios locales, mientras se tramitaba su acceso al país en aduanas.

El funcionario pidió la “amnistía” y la “inmediata liberación” para Miller, que fue condenado por el Tribunal Supremo de Corea del Norte, así como para Kenneth Bae, un misionero estadounidense de origen coreano detenido en noviembre del 2012 y condenado a 15 años de trabajos forzados por supuestamente realizar actividades religiosas en el país.

Holladay también expresó la preocupación de Estados Unidos por Edward Fowle, un turista estadounidense de 56 años y a la espera de ser juzgado, que fue aprehendido en mayo acusado de dejar una biblia en la habitación de su hotel, para el que pidió su “liberación inmediata”.

El funcionario indicó que “no hay mayor prioridad” para el gobierno que “el bienestar y la seguridad de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero” y recordó que el Departamento de Estado “recomienda a los ciudadanos estadounidenses no viajar a Corea del Norte”.

En una entrevista concedida a la televisión estadounidense CNN a principios de mes, los tres estadounidenses pidieron a Washington que mande enviados especiales a Corea del Norte para lograr su repatriación.

En años pasados, el régimen norcoreano liberó a diversos ciudadanos estadounidenses tras complejas rondas de negociaciones diplomáticas.

En el 2009, gracias a la mediación del ex presidente Bill Clinton, Pyongyang liberó a dos periodistas de EEUU detenidas por entrada ilegal y condenadas a 12 años de trabajos forzados.

  Comentarios