Estados Unidos

Evacuan cientos de hogares por incendio en California

Bomberos trabajan el lunes en una zona cercaca a Pollack Pines, California, donde un incendio consumió más de 3,000 acres.
Bomberos trabajan el lunes en una zona cercaca a Pollack Pines, California, donde un incendio consumió más de 3,000 acres. AP

Unos 1,000 vecinos de más de 300 hogares fueron evacuados de sus casas por el peligro que supone un nuevo incendio cerca del Parque Nacional de Yosemite, en California, informó el lunes la oficina del alguacil del condado de Madera.

El fuego, que fue declarado el domingo por causas todavía desconocidas cerca de la localidad de Oakhurst, al sur del parque estadounidense famoso en todo el mundo por sus secuoyas gigantes, ya ha arrasado 320 acres y ha calcinado o dañado hasta 21 edificios, varios de ellos hogares.

El Departamento Forestal y de Protección ante el Fuego de California (CalFire), indicó que 4 helicópteros, 4 avionetas y 330 bomberos luchan en estos momentos contra el fuego, que sigue representando una amenaza para muchos de los vecinos de la zona, y del que sólo se ha logrado contener en un 20 por ciento.

Según los bomberos, la lucha contra las llamas es difícil a causa “de la fuerte inclinación del terreno”, además de la intensa sequía que se vive en la zona.

Paralelamente, un gran incendio declarado al semana pasada sigue avanzando en el Parque Nacional de Yosemite, cerca del Half Dome, la cima de granito de más de 1,400 metros que constituye una de las atracciones más icónicas del parque, y ha arrasado 4,772 acres, aunque hoy los bomberos lograron contenerlo en un 80 por ciento.

California está viviendo el 2014 la peor temporada de incendios de los últimos años, y sólo en los primeros ocho meses y medio del año ya se han declarado más de 4,641 fuegos en el estado.

Por estas mismas fechas, el año pasado, que también fue una temporada desastrosa en lo referente a incendios, se habían declarado 600 fuegos menos, y la media de los últimos cinco años en el estado se sitúa en 3,674, unos 1,000 menos que en el 2014.

Las altas temperaturas que se están registrando este verano en varios puntos de la geografía californiana, junto a fuertes vientos que soplan de manera puntual y, sobre todo, la sequía crónica que arrastra California desde hace tres años, son los principales responsables de uno de los años más nocivos que se recuerdan para los bosques californianos.

  Comentarios