El problema se agudiza en el condado de Los Angeles donde el 56 por ciento de los menores que están bajo la responsabilidad de la División de Servicios de Niños y Familias (CFS) son hispanos.
El problema se agudiza en el condado de Los Angeles donde el 56 por ciento de los menores que están bajo la responsabilidad de la División de Servicios de Niños y Familias (CFS) son hispanos. Eric Gay AP
El problema se agudiza en el condado de Los Angeles donde el 56 por ciento de los menores que están bajo la responsabilidad de la División de Servicios de Niños y Familias (CFS) son hispanos. Eric Gay AP