En Weed, las llamas impulsadas por vientos de 40 mph destruyeron totalmente dos iglesias, un centro vecinal y la biblioteca pública, y parcialmente una escuela primaria y una fábrica de productos de madera.
En Weed, las llamas impulsadas por vientos de 40 mph destruyeron totalmente dos iglesias, un centro vecinal y la biblioteca pública, y parcialmente una escuela primaria y una fábrica de productos de madera. Randall Benton AP
En Weed, las llamas impulsadas por vientos de 40 mph destruyeron totalmente dos iglesias, un centro vecinal y la biblioteca pública, y parcialmente una escuela primaria y una fábrica de productos de madera. Randall Benton AP