Estados Unidos

La ONU y la CIDH condenan ataques de Trump a la prensa y le instan a cesarlos

El presidente Donad Trump en un evento de campaña en Tampa, Florida, el 31 de julio del 2018.
El presidente Donad Trump en un evento de campaña en Tampa, Florida, el 31 de julio del 2018. AP

Los relatores especiales para la libertad de expresión de la ONU y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), David Kaye y Edison Lanza, respectivamente, condenaron este jueves los “repetidos ataques” del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la libertad de prensa, y le urgieron a cesarlos.

“Sus ataques son estratégicos, diseñados para socavar la confianza en el periodismo y para generar dudas sobre hechos verificables”, señalaron en un comunicado conjunto los dos expertos.

El presidente de EEUU ha dicho que los medios de comunicación son “enemigos de los estadounidenses” y “muy deshonestos”, y les acusa a menudo de difundir noticias falsas, de distorsionar la democracia y de publicar teorías de la conspiración, recordaron Kaye y Lanza.

“Estos ataques son contrarios a las obligaciones del país de respetar la libertad de prensa y el derecho internacional de derechos humanos”, recalcaron los relatores, que expresaron su temor a que los periodistas puedan sufrir actos de violencia por los comentarios negativos hacia ellos por parte de Trump.

Kaye y Lanza dijeron que el presidente estadounidense y otros dentro de su administración han pretendido “socavar” el periodismo que ha descubierto casos de fraude, abusos y eventuales comportamientos ilegales, así como fomentar la desinformación.

“Cada vez que el presidente llama a los medios el enemigo de los ciudadanos o no permite preguntas de periodistas de corporaciones mediáticas que él detesta, sugiere que existen motivaciones malvadas o una inquina hacia él” por parte de la prensa, indicaron.

A su juicio, es esencial que el Gobierno estadounidense “promueva el papel de una prensa vibrante que haga frente a la rampante desinformación”.

“Por ello urgimos al presidente Trump a no solamente cesar de utilizar su plataforma (como mandatario) para denigrar a los medios, sino que también condene los ataques contra ellos, como las amenazas dirigidas a la prensa en sus propios mítines” políticos, afirmaron.

También instaron al Gobierno estadounidense, incluido al Departamento de Justicia, a evitar promover casos contra periodistas para identificar fuentes confidenciales, algo que socava la independencia de los medios y la capacidad de la opinión pública a tener acceso a la información.

EEUU, señalan Kaye y Lanza, debe dejar además de recurrir a la ley contra el espionaje para evitar filtraciones de denunciantes que se mantienen en secreto.

Por último, instaron a todos los periodistas a actuar en solidaridad para contrarrestar “los esfuerzos del presidente Trump de dar prioridad a unos medios por encima de otros.

  Comentarios