Estados Unidos

Indocumentado es acusado de asesinato de estudiante en Iowa

Christhian Bahena Rivera supuestamente confesó el asesinato y luego guió a las autoridades hasta donde se encontraba el cuerpo de Mollie Tibbetts.
Christhian Bahena Rivera supuestamente confesó el asesinato y luego guió a las autoridades hasta donde se encontraba el cuerpo de Mollie Tibbetts.

Un indocumentado de origen mexicano fue acusado el martes del secuestro y asesinato de la estudiante Mollie Tibbetts en Brooklyn, zona rural del centro de Iowa, informó la Policía estatal.

Christhian Bahena Rivera, de 24 años, supuestamente confesó el asesinato y luego guió a las autoridades hasta donde se encontraba el cuerpo, según documentos presentados en la corte de distrito del condado Poweshiek.

En su declaración, señaló que vio a Tibbetts, de 20 años, corriendo, la siguió en su automóvil y la atacó cuando la joven lo amenazó con llamar a la policía con su teléfono móvil.

Bahena dijo que entró en pánico y se le bloqueó la memoria, por lo que no recordó lo sucedido ni por qué el cuerpo de la joven yacía sin vida en el baúl de su automóvil.

En la declaración presentada en la corte dijo haber cargado el cuerpo de Tibbetts hasta un campo plantado con maíz, donde lo escondió.

A Bahena, que según la policía ha vivido indocumentado en el área en los últimos años, fue acusado de homicidio en primer grado y se le fijó una fianza de un millón de dólares.

“No podemos hablar todavía sobre los motivos, pero aparentemente Bahena se sentía atraído por la joven y por alguna razón resolvió secuestrarla”, declaró el martes en conferencia de prensa el agente especial Rick Rahn, encargado de la División de Investigaciones Criminales de Iowa.

Está prevista mañana una autopsia para determinar cómo y cuándo murió la joven estudiante de Psicología de la Universidad de Iowa, quien fue vista viva por última vez el 18 de julio cuando corría en Brooklyn, comunidad de 1.500 habitantes ubicada una hora al este de Des Mointes.

Su familia denunció la desaparición cuando la joven no se presentó a trabajar al día siguiente.

Rahn informó que agentes locales, estatales y federales buscaron a Tibbetts sin éxito, hasta que localizaron imágenes en el sistema de seguridad de un vecino que mostraron a un Chevy Malibu de color negro que resultó ser propiedad de Bahena.

El acusado fue detenido e interrogado este lunes, y según el agente, en todo momento cooperó con la policía, “como si quisiera hablar con nosotros”, señaló.

  Comentarios