Estados Unidos

Decapitó a su novia. Dijo que Dios se lo ordenó, según la Policía

Vanessa Cons.
Vanessa Cons. GoFundme

Timothy Hernández presuntamente decapitó a su novia y colocó la cabeza en la parte posterior del torso de la mujer, además de causarle varias heridas en la espalda con un arma blanca. El hecho fue presenciado por la hija de 3 años de ambos. El hombre dice que Dios le dijo que matara a su pareja, según las autoridades.

Los padres de Hernández, de 32 años, descubrieron lo sucedido cuando llegaron a la casa, ubicada en 1200 de North 18th Street Mount Vernon, en Washington, tras asistir a misa el domingo pasado y llamaron al servicio de emergencia 911.

El cuerpo de Vanessa Cons, de 27 años, yacía en el suelo de la habitación que compartía con Hernández. Los agentes encontraron un cuchillo de carnicero en la cocina con sangre y cabello humano en el mango, según reportó Wesh citando reportes policiales.

Hernández, que ahora está acusado de asesinato en primer grado, dijo a la Policía que había “hablado con Dios” y le dijo que matara a Cons.

Su hija de 3 años también les dijo a los investigadores que presenció el asesinato.

Los padres dijeron que la pareja discutió antes de acostarse la noche anterior.

Los policías encontraron a Hernández en el centro comercial Cascade Mall, en Burlington, con la hija. Después de que lo llevaron al Departamento de Policía de Mount Vernon para interrogarlo, el acusado afirmó que Dios “le dijo que golpeara a su novia porque ella no se arrepintió”, de acuerdo con el reporte policial.

Citó dos versículos de la Biblia sobre mujeres que no seguían la palabra de Dios y que fueron “abatidas”. Supuestamente dijo que “le dio a Vanessa la oportunidad de arrepentirse, pero no lo hizo”, indican los documentos judiciales.

También, según los informes, Hernández afirmó que “Dios trabaja de maneras misteriosas y que tiene que creer y no cuestionar la voluntad de Dios”.

La familia de Cons está recaudando dinero en GoFundMe para financiar los gastos funerarios.

“Esto se siente como un mal sueño. Mi hermana, Vanessa Cons, era una persona muy cariñosa, que puso a sus hijos primero y a ella al final. A pesar de los desafíos a los que se podría haber enfrentado en la vida, hizo todo lo posible por mantener una actitud positiva y enfrentar los obstáculos. Es muy difícil para mi familia y para mí dar detalles sobre su asesinato en este momento. Vanessa deja atrás a dos preciosas hijas, de 3 y 5 años”, dijo su hermana Vidar Jay.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios