Estados Unidos

Trump ataca a los demócratas por investigarlo, reitera que su muro se construirá

Trump condena el régimen de Nicolás Maduro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó el régimen de Nicolás Maduro durante su discurso del Estado de la Unión el 5 de febrero de 2019. Asimismo, volvió a reconocer a Juan Guaidó como el presidente de Venezuela.
Up Next
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, condenó el régimen de Nicolás Maduro durante su discurso del Estado de la Unión el 5 de febrero de 2019. Asimismo, volvió a reconocer a Juan Guaidó como el presidente de Venezuela.

El presidente Donald Trump brindó este martes su discurso del Estado de la Unión donde llamó a gobernar “como una nación”, con intenciones de unir a ambos partidos políticos, frente a un mar de legisladores claramente divididos.

Muchos de los funcionarios públicos demócratas lucieron trajes o lazos blancos, en homenaje al movimiento por los derechos de las mujeres, mientras que los republicanos, en su mayoría, no lo hicieron.

Durante lo que muchos consideran la alocución política más importante cada año, el presidente se enorgulleció por lo bien que le está yendo a la economía del país actualmente y pidió a los demócratas que no interfieran con ese progreso, haciendo alusión a las investigaciones por parte de la Cámara de Representantes sobre Trump y algunos de su allegados.

“Se está produciendo un milagro económico en Estados Unidos, y lo único que puede detenerlo son las guerras absurdas, la política o las investigaciones partidistas ridículas”, dijo. “Si va a haber paz y legislación, no puede haber guerra e investigación”.

Detrás de él estaba sentada la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y al oír esa solicitud, sonrió. Muchos demócratas lo hicieron también.

Las mujeres

Trump destacó el hecho que en el último año muchos de los trabajos fueron ocupados por mujeres, lo cual fue recibido con regocijo entre las representantes vestidas de blanco que decidieron sentarse juntas.

“No se suponía que hicieran eso”, dijo Trump, mirando a las mujeres, quienes se abrazaron y mostraronsus puños al aire. Luego añadió que exactamente un siglo después de que las mujeres recibieran el derecho a votar en el país, un número récord de ellas está ahora en el Congreso.

Muchas de las representantes vestidas de blanco, del partido demócrata y electas en campañas con puntos opuestos a los de Trump, siguieron aplaudiendo.

La frontera

Gran parte del discurso se centró en la urgencia de proteger con un muro la frontera entre México y los Estados Unidos, el motivo que paralizó al gobierno hace unas semanas. Quedan 10 días para que se apruebe un plan de seguridad fronteriza y se evite otro cierre.

De la misma forma que lo ha hecho en el pasado, Trump sugirió que inmigrantes ilegales son los culpables de vasto crimen en el país.

Según el presidente, los estadounidenses de clase trabajadora están pagando el precio de la inmigración ilegal masiva: reducción de empleos, salarios más bajos, escuelas sobrecargadas, hospitales llenos y una red de seguridad social agotada.

“Quiero que la gente ingrese a nuestro país en el mayor número posible, pero tiene que ingresar legalmente”, Trump aseguró.

En un claro contraste a su mensaje de esfuerzos bipartidistas, Trump afirmó que no planea deshacerse de los servicios de Inmigración y Control de Aduanas, un punto que muchos demócratas han querido realizar.

Trump aseguró que mientras él hablaba, caravanas de migrantes se dirigen hacia los Estados Unidos. El público recibió su declaración con murmullos. Luego aseguró que el muro —que dijo se haría de listones de acero en vez de concreto— será construido.

El mandatario también anunció que implementará una estrategia de 10 años para reducir significativamente o erradicar la propagación del VIH.

Dijo que si no fuera por él, Estados Unidos estaría en guerra con Corea del Norte ahora mismo, y anunció que se reunirá con el líder Kim Jong Un el 27 y 28 de febrero en Vietnam.

También pidió al Congreso que apruebe leyes para prohibir el aborto tardío, reiteró su compromiso de batallar contra ISIS en el Medio Oriente y dijo que está ansioso por mejorar la infraestructura de la nación.

Entre sus puntos, Trump reiteró el compromiso de Estados Unidos con el nuevo presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

“Estamos con el pueblo venezolano en su noble búsqueda de libertad y condenamos la brutalidad del régimen de Maduro”, dijo y añadió fue el socialismo fue el que llevó al estado bolivariano a su situación actual de pobreza y desesperación.

Este es el segundo discurso del Estado de la Unión de Trump, que se realiza ante las dos cámaras del Congreso, todos los miembros de su gabinete y los jueces del Tribunal Supremo y otrso invitados relevantes.

Se suponía que el discurso se iba a llevar a cabo en enero, perofue pospuesto debido al cierre parcial del gobierno, que duró 35 días y se convirtió en el más extenso en la historia de Estados Unidos.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios