Estados Unidos

Legisladores demócratas vinculan el DACA y el TPS en nueva propuesta sobre inmigración

Haitianos y centroamericanos en Miami piden a administración Trump extender protección migratoria

Una coalición de organizaciones de apoyo a los inmigrantes lanzó el lunes en Miami una campaña nacional para pedir a la administración Trump que mantenga la protección migratoria temporal de la comunidad haitiana y centroamericana, conocida como T
Up Next
Una coalición de organizaciones de apoyo a los inmigrantes lanzó el lunes en Miami una campaña nacional para pedir a la administración Trump que mantenga la protección migratoria temporal de la comunidad haitiana y centroamericana, conocida como T

Durante años, los representantes republicanos bloquearon cualquier proyecto de ley que ampliara la inmigración.

Pero ahora que los demócratas controlan la mayoría en ese foro, planean presionar al Senado, controlado por los republicanos, para que tomen medidas.

Un grupo de legisladores del Concilio Hispano reveló el miércoles un proyecto de ley que vincula el camino a la ciudadanía para los dreamers —jóvenes que llegaron al país sin autorización cuando eran niños— con el Estatus de Protección Temporal (TPS). Aproximadamente la mitad de los dreamers están protegidos de la deportación por el programa DACA, mientras que los beneficiarios del TPS de El Salvador, Honduras, Sudán y Haití recibieron hace poco una prórroga en su estatus, que les permite vivir y trabajar legalmente en Estados Unidos hasta enero del 2020.

El gobierno del presidente Donald Trump ha tratado de eliminar los dos programas, y su futuro está ahora en los tribunales. Los demócratas dicen que vincular a los beneficiarios del DACA y del TPS en la misma iniciativa de ley, además de un programa llamado Aplazamiento de Salida Obligatoria (DED), que en este momento ofrece a inmigrantes de Liberia un estatus legal, tiene las mayores probabilidades de aprobarse.

Los demócratas dijeron que unir los tres programas en uno, en vez de tratar de aprobarlos por separado, les da la mejor probabilidad de aprobar algo y también coloca al TPS y el DED en la misma legislación que el programa DACA, mucho más conocido.

“Hay que recodar que no hace mucho se aprobó en el Senado un proyecto de ley integral de inmigración, una iniciativa bipartidista, que muchos no pensaban que podría aprobarse”, dijo Ben Ray Luján, demócrata por Nuevo México. “Estas cláusulas estaban incluidas en ese paquete más amplio de medidas. Este es un paquete menor del que se aprobó originalmente. Esta iniciativa de ley puede aprobarse con apoyo bipartidista”.

En el sur de la Florida viven miles de haitianos beneficiarios del TPS y legisladores de ambos partidos están presionando para ampliar el programa a los venezolanos, dada la crisis humanitaria en ese país. La Comisión Judicial de la Cámara, a la que pertenecen los representantes demócratas surfloridanos Ted Deutch y Debbie Mucarsel-Powell, tuvo una audiencia sobre el proyecto de ley el miércoles, el primer paso para conseguir que se apruebe.

Pero los legisladores republicanos no apoyan la propuesta sobre el TPS y el DACA.

“El status quo de inmigración no es sostenible y ciertamente no es compasivo”, dijo el representante Doug Collins, el republicano de más rango en la comisión. “Los demócratas han ofrecido pautas pero no planes”.

Los demócratas controlan la Cámara, de manera que el proyecto de ley aprobado por el liderazgo anunciado el miércoles probablemente sea sometido a voto y aprobado en las próximas semanas. Entonces pasará a consideración del Senado, controlado por los republicanos, donde es poco probable que consiga los 60 votos necesarios para su aprobación.

El Senado rechazó varios proyectos de ley de inmigración en el 2018, entre ellos un plan respaldado por el presidente que ampliaría un camino a la ciudadanía para 1.8 millones de inmigrantes a cambios de reducciones en la inmigración legal, mientras un plan bipartidista para ampliar una vía a la ciudadanía para 1.8 millones de inmigrantes a cambio de $25,000 millones para la seguridad en la frontera recibió 54 votos, muy lejos de 67 que necesitaba para sobrevivir a un veto potencial del presidente Trump.

Una minoría de representantes republicanos también trató de aprobar el año pasado una iniciativa de inmigración con apoyo demócrata, pero fueron bloqueados por el ala conservadora de su propio partido.

El representante Ken Buck, republicano por Colorado, dijo que el proyecto de ley que vincula el DACA y el TPS no es una propuesta seria de los demócratas y los criticó por invitar a los beneficiarios de ambos programas a declarar ante el Congreso.

“Los testigos de hoy son peones en una estrategia trágica de fronteras abiertas que impulsa la izquierda”, dijo Buck. “El pueblo estadounidense es compasivo, pero está frustrado”.

Por su parte, Luján dijo que hay “apoyo amplio” a un camino a la ciudadanía para los beneficiarios del DACA, el TPS y el DED, y que tratar de vincular los tres programas no afecta las probabilidades de que se apruebe.

“Hay apoyo amplio también para ambas iniciativas”, dijo “La urgencia de poder aprobar estas iniciativas, y no dejar fuera a ninguno de los dos grupos, será crítico”.

Pero la oposición de Trump a cualquier proyecto de ley que ofrezca un camino a la ciudadanía a inmigrantes indocumentados sin concesiones significativas a su plan de construir un muro en la frontera, y restricciones potenciales a la inmigración legal es el mayor obstáculo. Trump declaró recientemente una emergencia nacional en la frontera, en momentos que trata de dirigir unos $5,000 millones en fondos asignados al Departamento de Defensa, para financiar parcialmente el muro, decisión que ha molestado a los demócratas y a algunos republicanos.

La representante neoyorquina Nydia Velázquez, patrocinadora de la iniciativa que vincula el TPS, el DACA y el DED, alegó que los resultados de las elecciones intermedias del 2018 obligarán a Trump a negociar con los demócratas.

“Sr. presidente, ahora que existe una mayoría demócrata en la Cámara, las cosas son distintas”, dijo.

  Comentarios