Estados Unidos

Demócratas sorprenden luciendo su español en el primer debate en Miami

Beto O’Rourke responde su primera pregunta en español

El excongresista Beto O'Rourke respondió en español su primera pregunta durante el debate demócrata celebrado en Miami el 26 de junio de 2019.
Up Next
El excongresista Beto O'Rourke respondió en español su primera pregunta durante el debate demócrata celebrado en Miami el 26 de junio de 2019.

El español ha sido el gran ganador del primer debate demócrata, que se realizó el miércoles en la noche en el Adriene Arsht Center, cerca del downtown de Miami. En una ciudad donde más del 60 por ciento de la población es de origen hispano, varios candidatos demócratas a la Casa Blanca decidieron usar el idioma de Cervantes para llegar a sus potenciales electores.


En los primeros minutos del debate, Beto O’Rourke, ex congresista de Texas, llamó la atención del público al dirigirse en español a la audiencia: “Necesitamos incluir a cada persona en el éxito de esta economía. Pero si queremos hacer eso, necesitamos incluir a cada persona en nuestra democracia”, dijo.

O’Rourke respondía a una pregunta sobre apoyar una tasa impositiva individual del 70 por ciento para las personas que ganan más de $10 millones al año.

Otro que rompió con esquemas fue el moderador cubanoamericano José Díaz-Balart. El presentador de Telemundo le dirigió directamente una pregunta en español sobre inmigración a O’Rourke. La pregunta iba asociada a la imagen que se ha hecho viral de un inmigrante salvadoreño que murió junto a su pequeña hija al intentar cruzar la frontera.

Los candidatos demócratas se mostraron unánimes en rechazar la política de la actual Administración sobre inmigración y prometieron hacer cambios importantes si llegan a la Casa Blanca.

El candidato de origen hispano Julián Castro, ex secretario de Vivienda, también decidió utilizar el español. Castro aprovechó el mensaje de cierre para referirse al orgullo de ser inmigrante y prometer un “adiós” a Donald Trump en el 2020, dijo entre aplausos. El candidato se catapultó en las búsquedas en Google y su apellido se hizo tendencia en Twitter durante el debate.

El senador Cory Booker, de New Jersey, también utilizó su conocimiento del español para cortejar a los votantes.

“La situación ahora es inaceptable”, dijo en español sobre inmigración. “El presidente ha atacado y ha demonizado a los inmigrantes. Voy a cambiar esto”, añadió.

Poco después dijo una de las frases más comentadas de la noche: “Cuando las personas llegan a este país, no dejan sus derechos humanos en la frontera”.

El uso del idioma español por parte de los candidatos demócratas ha sido muy comentado en las redes sociales. Varios expertos afirman que busca cortejar a las comunidades puertorriqueña y cubana, con gran poder de voto en el sur de la Florida.

No es casual que los demócratas hayan escogido Florida, y Miami en particular, para realizar este evento que marca el inicio de la carrera hacia la candidatura por el Partido azul. Florida, como en años anteriores, es considerado un estado clave al ser el más impredecible de los cuatro estados más poblados del país. Aquel candidato que gane Florida obtendrá 29 votos electorales que pueden dar la victoria a uno u otro partido.

En Florida hay registrados 4.9 millones de electores demócratas y 4.7 millones de republicanos. El interés de los candidatos está en cortejar a los 3.6 millones de electores que se identifican como independientes.

  Comentarios