Estados Unidos

Tras reportaje ‘antisemita’ sobre Soros, nuevo escándalo sacude a una agencia federal

Los estudios de TV Martí, en Doral, Florida. Archivo.
Los estudios de TV Martí, en Doral, Florida. Archivo. Miami

La Agencia para Medios Globales de Estados Unidos (USAGM) vuelve a estar en el centro de la controversia. La semana pasada el Departamento de Justicia dio a conocer que Haroon K. Ullah, un alto ejecutivo que dirigía la estrategia de la Agencia robó más de $40,000 al gobierno federal entre febrero y octubre de 2018.

Según documentos judiciales Ullah defraudó decenas de miles de dólares al gobierno federal alterando facturas de hoteles en los que nunca se quedó, taxis, Uber y viajes personales y de negocios que ya habían sido pagados por terceros.

USAGM controla la Voz de América, Radio y Televisión Martí, Radio Free Europe y Radio Liberty (para el este de Europa), Radio Free Asia y las Redes de transmisión de Oriente Medio. El presupuesto de USAGM supera los $660 millones pues combina recursos de internet, canales de televisión y estaciones de radio en 58 idiomas.

El alto ejecutivo falsificó un certificado médico que le prohibía realizar vuelos largos sentado, por lo que compraba boletos aéreos en clase ejecutiva, mucho más caros. El ex empleado de USAGM también admitió que presentó facturas y estimados falsos a una compañía de seguros con respecto a una reclamación por reparaciones en su hogar.

El hombre de 41 años, que había sido empleado del Departamento de Estado antes de entrar a trabajar en la USAGM, enfrenta una pena máxima de 10 años de prisión y su sentencia está fijada para el próximo mes de octubre.

El caso de Ullah vuelve a poner a la Agencia en el centro de la polémica tras un reportaje tildado de “antisemita” de tres partes publicado por Radio y Televisión Martí sobre George Soros.


Tras la petición de los senadores Jeff Flake y Bob Menéndez para investigar lo sucedido, la Agencia determinó el despido de ocho empleados y contratistas en la Oficina de Transmisiones hacia Cuba (OCB). Además, una comisión independiente de académicos y expertos revisó una muestra de la programación de las emisoras, determinando que Radio y TV Martí estaban plagadas de “mal periodismo” y “propaganda ineficaz”.


John Lansing, el CEO de USAGM, se disculpó con Soros y ordenó la auditoría para encontrar “cualquier patrón de periodismo poco ético, no profesional, parcial o de calidad inferior” en OCB.

En el informe el grupo de expertos calificó la programación de ambas emisoras, que alberga a casi 200 empleados, como “mediocre” desde el punto de vista estilístico. Además concluyeron que el tono de la programación no es diferente al que se escuchaba en la radio de Miami hace 50 años.

Tomás Regalado, director de OCB, reconoció los resultados del informe y le pidió al Congreso cinco meses para poner en orden la casa. El ex alcalde de Miami dijo que él no será “el sepulturero de Radio y TV Martí”, medios de comunicación que dirige desde junio del año pasado.


  Comentarios